martes, 29 de diciembre de 2015

2015: Un año negro para las policías



Hasta el 24 de diciembre habían sido asesinados 143 efectivos policiales

imageRotate
Dos efectivos fallecieron en el ataque cometido en la comisaría de San Agustín del Sur FERNANDO SÁNCHEZ

CARLOS D'HOY |  EL UNIVERSAL
domingo 27 de diciembre de 2015  12:00 AM
Hasta el 25 de diciembre de 2015 un total de 143 funcionarios policiales habían fallecido en la Gran Caracas como consecuencia de la violencia, 11 más que en 2014.

Sólo entre el 23 y el 26 de diciembre cinco policías y militares fueron asesinados. Dos PNB murieron en un ataque cometido por bandas criminales contra la comisaría de San Agustín del Sur; un Polisucre perdió la vida al ser atracado cuando iba a su casa en Antímano, un efectivo de Polimiranda fue asesinado el 24 de diciembre en su vivienda por asaltantes y un teniente del ejército fue secuestrado junto a su tío y ambos asesinados luego que sus raptores descubrieran que se trataba de un oficial.

Jefes policiales han advertido sobre el riesgo que corren los funcionarios cuando se encuentran en las calles.

El comisionado Rafael Graterol jefe del Centro de Coordinación Policial número 7 de Polimiranda, indica que a pesar que en las acciones de campo el riesgo es inherente, el menor número de víctimas ocurren bajo esas circunstancias.

"El asunto se complica cuando los efectivos están francos y confiados, y es cuando ocurre la mayoría de los ataques".

En este sentido Graterol señala que constantemente se instruye a los funcionarios a evitar descuidos en todo momento, sobre todo cuando están cerca de sus casas.

"Hoy en día hay muchos delincuentes que están pendientes de un arma y una de las maneras que tienen para obtenerlas es atacando a quienes las tienen: o se las quitan a otros delincuentes y se ganan culebras, o atacan a los policías con lo que además ganan jerarquía.

El abogado y criminólogo Fermín Mármol García explicó que en los últimos años se han relajado los niveles morales y éticos en Venezuela , "lo que generó que muchos vean en el delito una opción de vida, esto aunado a la impunidad llevó a un aumento significativo de la criminalidad. Además muchos delincuentes sienten tal desprecio por la vida, que asesinan a policías por el simple hecho de matarlos, nada les importa".

Francisco Coello, profesor de sociología política en la UCAB, señala que el asesinato de policías da jerarquía dentro de sus grupos a los delincuentes que lo hacen, lo que sumado a la impunidad terminó dando un mensaje errado a jóvenes descarriados.

Finalmente el criminólogo Javier Gorriño, destaca que el asesinato de funcionarios policiales es consecuencia de las políticas erradas implementadas en materia de seguridad. Así como a años de discursos incendiarios que generaron un gran resentimiento entre los antisociales que culpan a sus víctimas de su condición, lo que aunado a la descomposición social terminó convirtiendo a los matapolicías en el grupo más grande en el mundo hamponil.

"¿Porqué lo mataron así como a un perro", no le dieron tiempo de nada, llegaron y le dispararon sólo para llevarse la pistola, seguro que no hacía falta que le dispararan, pero me lo mataron".

Para Manuel Aragón, la muerte, de su hijo, Joan Aragón, (34) oficial agregado de la Policía de Caracas el pasado 23 de diciembre fue un golpe inesperado. 

"Él era una persona precavida, se venía temprano, no le gustaba estar en la calle porque sabía que era muy peligrosa. Él acababa de llegar y salió un momento a guardar la moto, lo estaban cazando".

No hay comentarios: