miércoles, 18 de noviembre de 2015

Con Misa de Acción de Gracias Cicpc celebró XIV aniversario



(Caracas, 03 Noviembre 2015).- Una emotiva Misa de Acción de Gracias, oficiada en la Catedral de Caracas, el 3 de noviembre para celebrar el XIV aniversario del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, sirvió para que los funcionarios se reencontraran con El Creador.

En los puestos de honor estaban el comisario general José Gregorio Sierralta, director del Cicpc, y su esposa, Delerme de Sierralta; Katherine Harrington, viceministra del Sistema Integrado de Investigaciones Penales; el subdirector, comisario general Douglas Rico; el secretario general, comisario general Domingo Chávez; el asesor jurídico nacional, magíster Johnny Méndez y su esposa, Maritza de Méndez y el inspector general, comisario general Bladimir Flores.

Detrás estaban la presidenta de Ipsopol, comisario general Ana Creazzola, y sus compañeros de directiva; el comisario general Johnny Salazar, director de la Academia del Cicpc y parte de su personal, entre otros gerentes del organismo policial. También funcionarios de diversas jerarquías y administrativos, así como el equipo de la Revista Cicpc, integrado por el editor-director Félix Avendaño; la periodista Josmelit Martínez; el fotógrafo José Arcila y quien hizo esta reseña, Hernán Romero López.

La Misa

El presbítero doctor Carlos Boully, capellán del Cicpc y rector de la Universidad Católica Santa Rosa, inició el oficio religioso dando la bienvenida y felicitando al Cicpc por el nuevo aniversario.

El Número Uno del Cicpc hizo la primera lectura y el secretario general leyó el Salmo Responsorial.

Néstor Macuare, jefe de la División de Relaciones Interinstitucionales, tuvo a su cargo la interpretación de los cánticos religiosos.

El padre Boully que en el Santo Evangelio según san Lucas se observaba que Jesús invita al banquete, no lo imponía y que “este irradiaba un olor a evangelio”. Añadió que “siendo muchos, somos un solo cuerpo” e invitó a los feligreses a “alimentarnos con el banquete de la alegría”.

Fueron leídas las peticiones, por varios funcionarios de uno y otro sexo.

Victoria Mujica, sempiterna colaboradora de las misas, leyó cada una de las ofrendas: la luz, la Bandera Nacional y el Estandarte del Cicpc, que fueron llevados por dos comandos del BAE; las frutas, el pan y vino, la Biblia y el cáliz, este último portados por el magister Johnny Méndez y Maritza de Méndez.

El capellán procedió a hacer el sacrificio de Jesús y cuando levantó el cáliz, sonaron los acordes del Himno Nacional, en los instrumentos de la Banda Marcial de los Bomberos del Distrito Capital.

Comulgó muy poca gente, encabezada por el director del Cicpc y su esposa.

Comisario general José Gregorio Sierralta

El director del Cicpc recordó la génesis del organismo, el Cuerpo Técnico de Policía Judicial, creado en 1958 y agradeció a Dios por todos los avances que ha habido hasta llegar al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, bastión de la tranquilidad del pueblo.

“Un año más cumple el Cicpc, construido en base al sacrificio”, dijo y pidió al Supremo que tenga en buen lugar a los héroes que entregaron sus vidas en cumplimiento de su deber como policía.

“Voy a solicitar un aplauso por nuestros hermanos caídos”, señaló, al tiempo de recordar a “los viejitos” (los padres de esos héroes), a quienes prometió “seguir en esta lucha, con la cual lograremos vencer, rumbo hacia una Venezuela mejor. Que El Señor nos proteja y sigamos unidos. Un abrazo. Dios con nosotros”.

Un capellán de la Catedral de Caracas dio las gracias en nombre de la Catedral Metropolitana por haber acudido a la misa y tomado esa instancia como escenario del oficio religioso.

El oficiante, presbítero Carlos Boully, felicitó al director y al resto de los integrantes de la gran familia del Cicpc por el aniversario, al tiempo de saludar a la viceministra Harrington y agradecer su asistencia a la misa.

Como es rutina, dijo “podéis ir en paz” y dejó el escenario listo para las tradicionales fotos de la directiva con el santuario como fondo.

(Prensa REVISTA CICPC)

No hay comentarios: