domingo, 6 de septiembre de 2015

Violencia enlutó a 72 familias en agosto

Aunque agosto tuvo la particularidad de haber marcado el inicio de la Operación para la Liberación y Protección del Pueblo (OLP) como última estrategia del Gobierno Nacional para bajar los índices delictivos, las políticas públicas en materia de seguridad parecen perder importancia cuando las cifras rojas siguen siendo cada vez más perceptibles.
En Venezuela el tema de la inseguridad está politizado, las estadísticas oficiales son de difícil acceso, pero según el recuento manejado por EL IMPULSO, en el mes de agosto se registraron 72 muertes violentas en el territorio larense, nueve más que en julio cuando la cifra se ubicó en 63.
La edad de las víctimas es un elemento central puesto que 56 de ellas son menores de 30 años de edad.
El octavo mes del año, estuvo marcado por el asesinato de cinco mujeres: una infante de 5 años , quien recibió un tiro en la cabeza cuando quedó atrapada en una línea de fuego en la avenida Florencio Jiménez; una adolescente de 16 años asesinada junto a un muchacho en Cerrito Blanco en un crimen que aparenta ser una venganza; una tercera, se trata de una niña de nueve años estrangulada en Tamaca, por un hombre de 21 años con quien mantenía una relación afectiva; una joven de 17 años localizada sin vida en El Trompillo y por último Gleidys del Carmen Gutiérrez Pérez, de 37 años de edad, a quien mataron en La Antena, al oeste de la ciudad.

Estas cinco féminas se unen a las otras 17 mujeres ultimadas en el año 2015 para sumar 22 en total.
De esta estadística también se desprende la muerte de tres presuntos delincuentes que se enfrentaron a una comisión de funcionarios que actuaba en la OLP en Guadalupe, municipio Jiménez, el viernes 21 de agosto.
Otro de los decesos sonados fue el de Daniel Araujo, de 21 años de edad, hijo de un comisario retirado del Cicpc quien fue atacado por sujetos que ingresaron a robar en su residencia en Patarata.
La parroquia Juan de Villegas del municipio Iribarren continúa liderando las estadísticas de criminalidad: 25 de las 72 muertes violentas se perpetraron en esa zona, mientras que en el norte se registraron 13 homicidios, ocho en el este, cuatro en el sur y uno en el centro.
Los municipios más violentos siguen siendo Iribarren con 51 decesos violentos, Jiménez con nueve, Palavecino con cinco y Simón Planas con cuatro hechos de sangre, en donde se incluye un enfrentamiento entre efectivos de la policía científica y dos antisociales que fueron dados de baja. Crespo, Morán y Andrés Eloy Blanco cerraron el mes con un homicidio cada uno.

No hay comentarios: