martes, 31 de marzo de 2015

Marzo se convirtió en el mes más violento del año


Hasta ayer, 475 cadáveres ingresaron a la morgue de Bello Monte en marzo

imageRotate
Dos funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana cayeron muertos el domingo en Caracas FERNANDO SÁNCHEZ
DEIVIS RAMÍREZ MIRANDA |  EL UNIVERSAL
martes 31 de marzo de 2015  12:00 AM
48 mujeres han sido asesinadas en Gran Caracas este año y 33 funcionarios policiales de diversos organismos también han caído víctimas de la violencia homicida este trimestre.

Todos ellos forman parte de los 475 cadáveres que habían contabilizado hasta la tarde de ayer, penúltimo día del mes de marzo, en la morgue de Bello Monte en Caracas. 

Estas cifras fueron aportadas por fuentes extraoficiales del Cicpc, quienes las califican como una especie de "parte de guerra en la ciudad".

Esos números de la violencia caraqueña colocaron el mes de marzo como el más violento del año, pues en enero hubo 447 ingresos de cadáveres a la morgue, y en febrero la cifra alcanzó los 420 casos.

Si se compara con el mismo periodo del año pasado, se evidencia un notable aumento en las muertes violentas, pues en enero de 2014 hubo 412 ingresos, en febrero 394, y en marzo la cifra cerró con 445 registros.

Eso suma 1.251 cadáveres contabilizados durante el primer trimestre de 2014, la cifra de 91 casos menos que este año cuando el total alcanzó 1.342.

De acuerdo con los detalles aportados por la fuente, de los 475 cadáveres que fueron registrados en la medicatura forense de Caracas, entre enero y marzo de este año, 42 correspondieron a policías y mujeres que perdieron la vida en el Área Metropolitana de Caracas.

El resto, 433 cuerpos, fueron ciudadanos comunes que fallecieron por distintas circunstancias, siendo la de mayor impacto el homicidio (80% según refiere la fuente extraoficial).

En promedio, durante los 30 días de marzo, perdieron la vida 16 personas cada día en el Área Metropolitana.

Dos policías en un día

El fin de semana cerró con 52 ingresos de cadáveres a la morgue. Dos de ellos fueron funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) asesinados el domingo, en hechos aislados, durante enfrentamientos con miembros de una misma banda de El Cementerio.

El primero en caer a tiros y luego por ensañamiento de los maleantes -pues le destrozaron el rostro con piedras grandes- fue Samir Alejandro Pérez.

Fue emboscado en el sector Plan de La Sierra en El Cementerio. Ese crimen obligó a los policías a tomar varios sectores para capturar a los responsables. Pero ese operativo terminó con otro funcionario muerto y otros tres heridos.

El fallecido fue el oficial Henry Eduardo Hernández, de 21 años. Era de Valencia y se radicó en Caracas para hacer un curso durante 15 días.

Lo mandaron en comisión de apoyo al sector Altamira de El Cementerio donde fue acribillado por hampones que, horas antes, habían matado a su compañero. La explosión de una granada y múltiples impactos de bala le quitaron la vida.

La PNB pidió refuerzos y al lugar llegaron comisiones del Cicpc y Grupos Especiales, quienes finalmente lograron la detención de siete personas, presuntamente, implicadas en ambos crímenes. Tenían 1.500 municiones en su poder.

No hay comentarios: