sábado, 21 de febrero de 2015

Morgue de Caracas registra 230 cadáveres en febrero


Desde la tarde del viernes hasta la mañana de ayer hubo 39 ingresos.

imageRotate
Familiares de Edizon Mendoza dijeron que era un joven sano y laboraba como oficial de vigilancia
DEIVIS RAMÍREZ MIRANDA |  EL UNIVERSAL
martes 17 de febrero de 2015  10:01 AM
A Danny Jesús González, de 25 años, lo mataron la madrugada de ayer en Catia.

Oscar David Viáfara, de 18 años, fue asesinado la madrugada del sábado en Los Magallanes de Catia.

Y Darwin Salazar Gil, de 24 años, perdió la vida de un tiro en la cara, la madrugada del sábado, en el barrio Unión de Carapita. Le robaron todo.

Ellos tres son parte de la estadística mortal de la ciudad de Caracas que, cada fin de semana, suma al menos 40 víctimas en promedio.

Sus cadáveres pasaron a engrosar esa estadística mensual que, hasta la mañana de ayer, alcanzó los 230 ingresos en la morgue de Bello Monte, en lo que va de mes.

Un hermano de Danny Jesús, visiblemente conmocionado, contó en las afueras de la medicatura forense cómo fue que asesinaron al joven cuando estaba en una fiesta, en el sector El Bulevar de Nuevo Horizonte, en Catia, a la una de la madrugada de ayer.

Vivía allí con su mamá y su abuela, y la noche del domingo acudió a una fiesta pública que hicieron en la calle principal.

De repente, llegaron unos sujetos de otra zona armados y comenzaron a disparar al aire.

Todo el mundo empezó a correr, pero Danny Jesús se cayó y fue sometido por uno de los pistoleros que le disparó tres veces en la cara.

El hermano desconoce si hubo otras personas heridas en el hecho. El cadáver del joven quedó tirado en la vía durante dos horas aproximadamente, hasta que llegó la comisión del Cicpc.

Situación similar le ocurrió a Oscar David Viáfara, de 18 años, a quien mataron a las dos de la madrugada del sábado en el sector El Cañón de Los Magallanes de Catia.

Estaba celebrando su cumpleaños desde la noche anterior, cuando fue sorprendido por tres sujetos armados que llegaron disparando.

Familiares lo llevaron al hospital, pero falleció.

Esa noche, los mismos pistoleros mataron a otros dos jóvenes, una de las nuevas víctimas fue Raimi Ribas, de 22 años.

Otra muerte violenta registrada en la morgue fue la de Edizon Mendoza, de 25 años.

Lo asesinaron a las ocho de la mañana del domingo en el sector Los Aguacaticos de La Vega. Lo llamaron unos conocidos para compartir, y un sujeto apodado "el Chuky" le disparó tres veces.

No hay comentarios: