domingo, 5 de octubre de 2014

Mueren en colisión vial cuatro jóvenes que habían sido secuestrados


Los jóvenes iban como rehenes en una camioneta Mazda, que les habían robado, y que fue chocada por los hampones que los habían plagiado.

EL UNIVERSAL
sábado 4 de octubre de 2014  10:48 AM
Valencia.- Los cadáveres de cuatro estudiantes universitarios fueron ingresados a la morgue del Hospital Central de Valencia a la medianoche del viernes luego de perecer por traumatismos múltiples en un tramo del Distribuidor San Blas de la Autopista Regional del Centro tras haber sido secuestrados por delincuentes que robaron la camioneta donde viajaban.

Versiones de las autoridades de Tránsito Terrestre indican que el siniestro se produjo después que unos delincuentes se apropiaron de una camioneta de doble cabina, marca Mazda, color blanco, placa O57GAW y se llevaran como rehenes a los infortunados universitarios. En la huida se registró el mortal accidente en sentido Guacara-Valencia.

Horas antes del suceso los agraviados fueron recogidos por el padre de una de las victimas en el núcleo del Instituto Universitario de Tecnología Industrial (IUTI), con sede en el municipio Guacara. El conductor decidió detenerse en un bodegón situado en el sector Paraparal de la referida localidad para realzar unas compras junto con su hijo. En ese momento y bajo amenaza de muerte varios antisociales lo despojaron del automóvil.

Dos estudiantes viajaban en el asiento posterior y otros dos en el cajón trasero. Testigos señalaron que los ladrones por razones desconocidas colisionaron contra las defensas de la arteria vial por lo que una joven identificada como María Elizabeth Camacho Medina, de 21 años de edad, salió proyectada al otro lado de la vía.

Mientras los antisociales huían a píe por la zona sus compañeros decidieron socorrer a la joven, pero una gandola que pasaba por el lugar los embistió a todos. El propietario de la camioneta y padre de uno de los estudiantes llegó al sitio para narrar su versión de los hechos mientras que las unidades del Cuerpo de Bomberos de Valencia se encargaban de levantar los cadáveres. Funcionarios de otros organismos de seguridad también llegaron al sitio para prestar colaboración mientras el tránsito automotor permanecía retenido.

Detectives de la Base de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas iniciaron las indagaciones necesarias para tratar de identificar a los delincuentes que provocaron las cuatro muertes. 

No hay comentarios: