martes, 2 de septiembre de 2014

Polisotillo se niega a recibir en sus celdas a empleados del Bicentenario



CONTRABANDO | Fueron detenidos por el Sebin


Este lunes, los familiares acudieron al Ministerio Público para denunciar lo que consideran hechos irregulares en este procedimiento.

MIRIAM RIVERO |  EL UNIVERSAL
lunes 1 de septiembre de 2014  03:04 PM
Puerto La Cruz.- Familiares de los empleados del supermercado Bicentenario ubicado en el Centro Comercial Judibana de Puerto La Cruz que fueron detenidos el pasado jueves se movilizaron hoy hasta la Fiscalía y hasta la la alcaldía del municipio Sotillo, en el estado Anzoátegui, para denunciar una serie de hechos que consideran irregulares.

La actuación del Sebin afectó a  al gerente Richard Salloum, Maury Aponte, Eugenio Viñola, y el conductor Oswaldo Villas, quienes fueron acusados por la Fiscalía por cometer presuntamente los delitos de contrabando de extracción y agavillamiento, lo que llevó a la Juez IV de Control, Ahidé Padrino a decretar la privativa de libertad, con reclusión en la policía municipal  de Puerto La Cruz.

Johanny Díaz, hermana de Richard Salloum, explicó que el jueves en la noche, fueron aprehendidos tres trabajadores del supermercado y que el viernes, cuando su hermano se presentó al Sebin a conocer las condiciones de sus compañeros,en calidad de gerente del Bicentenario, fue primero calificado como testigo y luego lo retuvieron como implicado en el hecho.

Dada la decisión de la juez Padrino, los acusados debían permanecer en la sede policial del municipio. No obstante, la Policía se negó a recibirlos, argumentando que había una orden desde Caracas, de llevarlos hasta Puente Ayala, lo que Díaz calificó de injusto porque "hay delincuentes más peligrosos que están en los calabozos de las policías municipales, mientras que a este grupo, que no tiene sentencia definitiva, pues la Fiscalìa tiene 45 días para demostrar sus pruebas, lo quieren trasladar a la cárcel de Puente Ayala".

Johannhy Díaz. cree que esto es un caso político "para perjudicar a su hermano y a sus demás compañeros, ya que primero lo dejaron como testigo el viernes y a la 1 de la tarde le aplicaron la medida de arresto y ahora el alcalde Magllio Ordóñez no quiso internarlos en Polisotillo porque recibió una orden de Caracas de que debían ser trasladados al  llamando infierno de Puente Ayala".

No hay comentarios: