jueves, 11 de septiembre de 2014

Formular la denuncia puede salvarlo de un conflicto con la Ley


No reportar los delitos aumenta la cifra negra y desvirtúa la realidad.

imageRotate
El Cicpc tiene 129 subdelegaciones en todo el país para recibir los reportes delictivos e investigarlos FOTÓGRAFO
Contenido relacionado
THABATA MOLINA |  EL UNIVERSAL
miércoles 10 de septiembre de 2014  12:00 AM
La crisis institucional que se vive en Venezuela, aunada a la falta de respuesta de los organismos encargados de la administración de justicia, trajeron como consecuencia que las personas se abstengan de formular sus denuncias cuando son víctimas de algún delito.

Al respecto el abogado penalista Juan Carlos Gutiérrez advierte que es imprescindible que las personas formalicen la denuncia ante los organismos de seguridad, sobre todo en casos de robos o hurtos de documentos personales, cheques, tarjetas de débito o crédito y hasta los teléfonos celulares, pues si alguna de sus pertenencias aparece posteriormente en manos de algún delincuente, puede generarle un conflicto con la Ley e implicarlo indirectamente en la comisión de otros delitos.

"La mejor manera es decirle a la gente que denuncie es alentarlo a que no se quede con eso, no permitas la cifra negra que es un mecanismo de generación de mucha impunidad. La impunidad es el mayor factor criminógeno, e incide en el incremento de los índices delictivos", explicó el jurista.

El comisario Douglas Rico, subdirector del Cicpc, informó que desde hace varias semanas está realizando una gira por todas las subdelegaciones del país, para reentrenar a los funcionarios en el tema de la atención a las víctimas, a la hora de recibir denuncias o darle respuesta a los casos.

"La gente debe entenderse directamente con los jefes de cada despacho, que son tres. Además, los funcionarios tienen órdenes de ante todo tener disposición y mantener el buen trato y ánimo para recibir al público en general", dijo Rico.

El jefe policial advirtió que las autoridades son conscientes de la desconfianza hacia las instituciones. "Queremos recuperar la confianza en los policías y es por eso que me he puesto a la disposición de todos para que reporten los casos en los que haya funcionarios cometiendo faltas o delitos", dijo. 

De acuerdo con el artículo 51 de la Constitución Nacional, todos los funcionarios están en la obligación de ofrecerle respuesta oportuna a las peticiones hechas por los ciudadanos.

La denuncia le permite a las autoridades hacer un registro de la incidencia delictiva, los modus operandi y ubicación de bandas que operan. 

Los robos y hurtos son los menos denunciados por las personas. Según la encuesta de victimización del 2009, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y la Vicepresidencia de la República, 67,8% de los encuestados admitía haber sido víctima de estos delitos.

En el texto se señalaba que la tasa era muy superior al registro oficial, por la falta de reportes. Lo mismo ocurría con los secuestros.

En lo que va de año, ante el Cicpc solo han sido denunciados 120 casos de secuestros, pero se sabe que el subregistro es superior, aunque no se puede hacer una estimación de cuántos casos en total han ocurrido en todo el territorio.

Gutiérrez señala que una de las razones por las que las personas se abstienen de no formular las denuncias es por la cantidad de trabas y malos tratos que reciben en las oficinas de la policía y la Fiscalía. 

"A pesar del número gigantesco de denuncias que se quedan congeladas, la gente debe reportar lo que ocurre, porque solo así queda en evidencia la incapacidad del Estado en dar respuesta oportuna a la ciudadanía, al no resolver efectivamente los casos de delitos que se registran en el país", dijo

No hay comentarios: