martes, 19 de agosto de 2014

"Estado debe atender duelo de familias de víctimas de violencia"


Psicólogos sin Fronteras atiende en colectivo casos de deudos de fallecidos

imageRotate
Tagliavia y Parada señalan que el que pierde un familiar violentamente no puede preparar su proceso de duelo y sufre por más tiempo VENANCIO ALCÁZARES
Contenido relacionado
THABATA MOLINA |  EL UNIVERSAL
domingo 17 de agosto de 2014  12:00 AM
En un país como Venezuela, donde la tasa de homicidios oscila entre 41 y 79 por cada 100 mil habitantes, según el Ministerio de Relaciones Interiores y Justicia (la primera) o las investigaciones del Observatorio Venezolano de Violencia (la segunda), las historias de familias que han perdido al menos a uno de sus miembros en un hecho violento están a la orden del día.

Sin embargo, estas historias se diluyen entre la cotidianidad y el duelo que sufren las personas después de la pérdida es invisibilizado. Es allí donde incide la labor de Psicólogos Sin Fronteras que pone a disposición de todos, un grupo de expertos que brindan herramientas para superarlo a pesar del dolor que supone la muerte a manos de la delincuencia. 

"Él no merecía morir así. No es justo que maten a alguien por una broma. Está demasiado desatada la violencia y uno no sabe qué hacer", expresó, entre lágrimas, Cosmelina Rincón, tía de Juan Rodríguez, de 35 años, asesinado la noche del pasado sábado en una fiesta infantil, por jugarle una broma a un "amigo". Rincón declaró a las puertas de la morgue de Bello Monte, mientras esperaba la entrega del cadáver de su sobrino. El consuelo que tenía la familia era que en poco tiempo podrían trasladar a la víctima a una funeraria, para velarlo.

"El Estado debería brindar atención a estas personas. Debería existir un canal para orientarlos sobre qué hacer y ofrecer apoyo posterior al entierro, porque allí es dónde los afectados comienzan a hacerse preguntas. ¿Por qué a mí?, ¿Por qué tanta maldad? Son algunas de las interrogantes que se hacen las familias y lamentablemente no hay quién las responda", explicó la doctora Patricia Tagliavía, miembro de la ONG.

Las expertas de Psicólogos Sin Fronteras advierten que la pérdida violenta complica el duelo, que es natural después de cada muerte, porque al sentimiento de dolor, se le suma la rabia, la falta de justicia, el quiebre de la seguridad, la falta de moral y eso hace que el doliente se quede pegado en esa etapa por mucho más tiempo.

"Hay duelos anticipados, cuando se trata de una muerte por enfermedad, pero cuando hay violencia de por medio, y se sabe de antemano que no habrá justicia, que las instituciones no te darán respuestas, el dolor hace que la gente no sienta ni siquiera la necesidad de pedir justicia", explicó la psicóloga María Isabel Parada, vicepresidenta de la ONG.

Jornadas colectivas

Psicólogos Sin Fronteras fue creada en 2010, con la intención de ayudar a las familias con pérdidas por asesinatos. Cada tres meses realizan jornadas colectivas en las que atienden a personas que solicitan orientación, y les brindan las herramientas para superar el duelo de manera más fácil.

"Es a las madres a las que les afecta más la pérdida de sus hijos en manos de la violencia. No hay nada que se compare con el dolor de una madre", expresó la doctora Tagliavía. Sin embargo, hermanos, esposas e hijos también padecen las consecuencias emocionales de la pérdida, pero de otra manera.

Es por ello que recomiendan que en el entorno más cercano de a víctima se creer redes de apoyo para atender el duelo entre todos. Que la persona más afectada del círculo familiar sienta que su dolor es comprendido y que lleva tiempo sobreponerse a la situación, recomiendan las expertas.

"Se necesita que el Estado promueva la formación y el acompañamiento de las personas con duelo. Es terrible enfrentarse a la realidad, desde el mismo momento en que deben acudir a la morgue a reconocer el cadáver. Ver las condiciones en las que se encuentra, la falta de información y orientación sobre los trámites a realizar. Se necesitan facilitadores para dale a la gente herramientas básicas para manejar el dolor", señaló la doctora Parada.

No hay comentarios: