sábado, 5 de julio de 2014

"Mi hijo apareció en la morgue desnudo y con once tiros"




Omar González, padre de Omar Alberto Martínez (18), quien fue hallado sin vida en la Av. Las Palmas de La Florida, aclaró que él no se enfrentó a comisiones de la policía científica. Piden que el caso se investigue y la pronta entrega del cadáver

imageRotate
El padre de Omar Martínez solicita que se investigue el caso. (Venancio Alcázarez)
NATALIA MATAMOROS V. |  EL UNIVERSAL
viernes 4 de julio de 2014  07:17 PM
Caracas.-  El padre de Omar Alberto Martínez (18) fue enfático: a mi hijo lo mató la policía y ellos dicen que se enfrentó con las comisiones del Cicpc y tuvieron que actuar. Relató que este martes en la tarde, el joven estaba vendiendo donas en un puesto que habilitó en el bulevar de Sabana Grande.

"Los funcionarios llegaron y se lo llevaron. Fue hallado sin vida en la Av. Las Palmas de La Florida. No tenía problemas con la justicia porque trabajaba para mantener a su hija de cinco meses de nacida. Un familiar que entró a reconocerlo a la morgue de Bello Monte me dijo que lo entregaron desnudo y que su cuerpo tenía once disparos de la cintura para abajo", relató su padre, Omar González.

Cuando trabajaba Martínez continuamente era víctima de acoso por parte de los funcionarios policiales que le cobraban para que permaneciera en su lugar de trabajo. "Vendes aquí, si me das plata", le decían los uniformados encargados de custodiar el bulevar.

La tarde de ese martes se lo llevaron junto a Juan Carlos Farías (31), un hombre minusválido que vendía chucherías y ligas de ortodoncia en el puesto de al lado. Él según sus familiares, también fue hallado sin vida en la Av. Las Palmas. Los parientes de ambos hombres tienen 72 horas a la espera de la entrega de los cadáveres. En la morgue les dicen que están haciendo averiguaciones y estaban a la espera de un fiscal que hasta las 9:00a.m. de ayer no se había presentado.
 
Carmen Pérez, tía de Farías informó que el jueves acudió a la Fiscalía para solicitar la apertura de una investigación sobre el caso. "Mi sobrino fue ajusticiado. Él no podía caminar y por consiguiente no tenía capacidad de enfrentarse a comisiones policiales. Estaba en desventaja. Además él no tenía motivos para dispararles a los funcionarios. No tenía registros policiales. Pido que se haga justicia en este caso, que se abra una averiguación seria", explicó.

No hay comentarios: