martes, 1 de julio de 2014

Detenidos tres militares por hurto en oficinas de Conatel



Se llevaron equipos electrónicos del Fuerte Paramaconi de Monagas.

imageRotate
Citaron a declarar a la directora de Conatel Monagas por lo ocurrido ARCHIVO
THÁBATA MOLINA |  EL UNIVERSAL
jueves 26 de junio de 2014  12:00 AM
Tres funcionarios de Contrainteligencia Militar del fuerte Paramaconi, en el estado Monagas, fueron detenidos por comisiones del Cicpc, su presunta responsabilidad en el hurto de un lote de equipos electrónicos y aires acondicionados de las oficinas de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones ubicados dentro de esa base.

El hecho ocurrió en horas de la madrugada del pasado 7 de abril de 2014, pero no fue sino hasta el lunes de esta semana que las autoridades policiales aprehendieron a los responsables, después de haber sostenido una entrevista con el general Carlos Ramón Calderón Rodríguez, jefe de la base de Contrainteligencia militar de la capital del estado Monagas.

Los detenidos fueron identificados como Pedro Antonio González, de 45 años; el agente III Ever José Rodríguez Salazar, de 22 años y una mujer que responde al nombre de Yolimar Josefina Medina Martínez, de 27. 

Extraoficialmente se supo que durante los operativos de investigación hechos por el Cicpc se logró la recuperación de la mayoría de los equipos que fueron hurtados de la base militar por los funcionarios destacados allí.

Estas personas fueron puestas a la orden de la Fiscalía Militar 40 con competencia nacional, a cargo de la capitán Nazareth Padrón, y posteriormente presentados ante el Tribunal Militar 16 de Control, con sede en Barcelona, estado Anzoátegui, a cargo del juez coronel José Moreno Sánchez.

Pedro Antonio González y Ever José Rodríguez fueron imputados por la presunta comisión de los delitos de violación de zona de seguridad del Fuerte Paramaconi, donde funciona la sede de Conatel; sustracción de objetos pertenecientes a las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas y espionaje, por lo que el Tribunal de Control ratificó la medida privativa de libertad contra estos dos militares.

En cambio, a Yolimar Medina el Juzgado le otorgó una medida sustitutiva de libertad de presentación cada 15 días.

Los investigadores, además, citaron para que rindiera declaraciones relacionadas con el hecho ocurrido en la base militar a la ingeniero Ana Peña, directora de la Oficina de la Comisión Nacional para las Telecomunicaciones en esa entidad. 

Las autoridades militares y de la policía científica no descartan que en los próximos días sean detenidas otras personas que también podrían estar implicadas en el hecho.

La investigación seguirá a cargo de los funcionarios de la subdelegación del Cicpc de Maturín, quienes en la actualidad procuran la recuperación de los equipos que aún faltan y que fueron hurtados por el grupo delictivo que actuó la madrugada del 7 de abril en la base militar Paramaconi. No descartan que otros militares hayan participado en complicidad para burlar la seguridad del Fuerte. 

No hay comentarios: