domingo, 1 de junio de 2014

48 niños y adolescentes han sido asesinados en Caracas en 2014


Cecodap advierte que el Estado se niega a reconocer el problema de violencia
imageRotate
En 2013 la cantidad de adolescentes asesinados en Caracas fue de 126 KISAÍ MENDOZA/ARCHIVO
Contenido relacionado
THÁBATA MOLINA |  EL UNIVERSAL
domingo 1 de junio de 2014  12:00 AM
Durante los primeros cinco meses del año en la Gran Caracas fueron reportados los homicidios de 48 niños y adolescentes. Estas víctimas fallecieron en distintos hechos de violencia que incluyen peleas, venganzas, quedaron atrapados en enfrentamientos entre bandas, robos y balas perdidas.

El caso más reciente ocurrió el pasado lunes cuando una adolescente de 14 años fue asesinada al recibir tres tiros en el abdomen. La muchacha estaba con el novio, quien corrió y se escondió al ver que llegaba la banda delictiva.

Este asesinato ocurrió apenas una semana después que mataron a un estudiante de 15 años del liceo Iberoamericano en El Junquito y a cuatro días del homicidio de otro joven de 17 años que mataron en Gramoven para quitarle un teléfono celular.

"La insensibilización del venezolano llegó al punto, que anteriormente cuando las víctimas eran niños o adolescentes, los casos causaban conmoción y pronunciamientos de rechazo. En la actualidad no pasan de los titulares de prensa un par de días y luego queda la familia sola y desasistida", señaló Oscar Misle, coordinador general de Cecodap.

El experto advirtió que la generación actual de jóvenes, que ha crecido en medio del clima de violencia que hay en el país, resiente la situación y ven la muerte como parte de la cotidianidad.

"Sobre todo en las zonas populares ves como los adolescentes ven como algo normal que a la gente la maten, pero al mismo tiempo manifiestan su frustración por la manera en que las familias buscan protegerlos, al no dejarlos salir, al no permitirles ir a fiestas, o simplemente pararse frente a sus casas, por temor de que los maten. Esas situaciones crean tensión en las familias", comentó Oscar Misle. 

Balas equivocadas

El experto en derechos de Niños y Adolescentes hace un llamado a la ciudadanía para que no se acostumbre a la situación de violencia. Advierte que la colectividad debe sensibilizarse con el tema, pero en especial cuando las víctimas son personas cada vez más jóvenes, que mueren en medio de un estado de indefensión ante ataques delictivos.

"El Estado no se atreve a reconocer la cantidad de homicidios de niños y adolescentes, como tampoco se atreve a reconocer la violencia en general. Cada vez que ocurre un caso no hay ningún funcionario que se pronuncie. Es un silencio cómplice, porque no tienen capacidad de controlar la violencia en el país", explicó el coordinador general del Cecodap. 

Las investigaciones hechas por Cecodap han determinado que entre 1997 y el 2010, la cifra de niños y adolescentes que han sido asesinados en el país se triplicó, de acuerdo con los anuarios del Ministerio de Salud.

La organización en su informe más reciente señala que la tasa de muertes subió de 2,6 homicidios por cada 100.000 personas de entre 12 y 17 años en 1997 a 42,2 en 2009. 

"La realidad es que con cada uno de estos casos la víctima no es solo el muchacho que matan, sino toda una familia que se carga de rabia, porque para los padres es muy difícil asimilar la pérdida de un hijo, porque la lógica de la vida les indica que debe ser al revés", dijo Misle.

tmolina@eluniversal.com

No hay comentarios: