viernes, 17 de febrero de 2012

Sargento segundo de Aviación muere de tiro en la espalda




Sargento segundo de Aviación muere de tiro en la espalda

Foto: Ángel Zambrano

A las 5:50 de la mañana de ayer la comisión policial de la zona norte recibió una llamada mediante la cual indicaban que en la vía a El Trapiche de El Cují estaba el cuerpo de un hombre tirado y a un lado su motocicleta.

Efectivos de Polilara se acercaron al lugar y se cercioraron de que la persona estaba sin signos vitales. A simple vista le apreciaron un disparo en la espalda. A sus pies se encontraba una motocicleta Único roja, signada con las placas AV-097. La misma decía: Fuerzas Armadas y abajo Aviación. En el volante de la máquina, en la parte izquierda, estaba colgado un bolso negro con las pertenencias de la víctima, evidencia de que no le habían quitado nada.

Los policías al percatarse de que se trataba de un efectivo de las Fuerzas Armadas, dieron parte a sus superiores y estos hicieron el enlace con el personal de la Avia-ción. Como David Rafael Chirinos Montes, de 24 años de edad, fue identificado el militar, quien era Sargento segundo y estaba adscrito a la base aérea Teniente (F) Vicente Landaeta Gil, del estado Lara.

Funcionarios del Grupo de Trabajo Contra Homicidio del Cicpc, llegaron hasta el lugar para iniciar con las investigaciones. Por la for-ma como se dieron los hechos están manejando el robo como el móvil principal del crimen.

Según informaciones aportadas por habitantes de la zona, el funcionario fue interceptado a las 5:30 de la mañana por unos delincuentes que pretendían despojarlo de la motocicleta. Se cree que al no detenerse, le dispararon. Un impacto de bala en la espalda lo hizo detener su marcha y caer en el pavimento sin vida.

Presuntamente los delincuentes se detuvieron y al ver que la motocicleta tenía placas oficiales de las Fuerzas Armadas, decidieron no llevársela. Al parecer ellos no sabían que la persona era un militar y se dieron cuenta cuando ya habían asesinado al efectivo.

Trágica noticia

A las 7 de la mañana dos militares le tocaron la puerta al señor Rafael Chirinos, le indicaron que el segundo de sus tres hijos lo habían asesinado. Al trasladarse al lugar constató lo peor.

Chirinos comentó que su hijo había pagado servicio por dos años, posteriormente se fue hasta Maracay en donde por un año for-mó parte de la escuela de Aviación, y desde hace dos años que se graduó en el mes de julio esperaba su próximo ascenso.

Estaba con la familia de su esposa

Daicy de Castro es cuñada de la víctima. Cuenta que desde hace seis años su hermana Ana Teresa Briceño convive con Chirinos Mon-tes y producto de esa relación tuvieron dos hijos, un varón de 4 años y una niña de 1 añito.

La víctima fatal residía junto a su familia en el caserío Batatal, ubicado en el kilómetro 20 de la carretera vieja de Carora, en Pavia. Daicy relató que los fines de semana su cuñado se iba hacia una granja en El Pampero, parroquia Tamaca, para compartir con la familia de la esposa, y era allí en donde precisamente pasó la noche del martes.

Chirinos Montes, trabajó el domingo con las elecciones, el lunes le dieron libre y el martes acudió a su trabajo y luego una misa del día de San Valentín, a la 1 de la tarde se fue hacia El Pampero y no salió más. Ayer a las 5:15 de la mañana se tomó su café y salió para la base aérea, pues tenía que entrar a las 6:30 de la mañana; así mismo había quedado en encontrarse con su esposa a las 8:30 de la mañana en la misma base, porque su bebé tenía una presentación de Carnaval, cita a la cual no llegó.

Un uniformado de la policía que estuvo presente en el lugar de los hechos, sin identificarse por temor a represalias, hizo un llamado a los jefes de los diversos cuerpos de seguridad, para que cambiaran su forma de pensar.

Manifiestan que la inseguridad los está matando: son cuatro funcionarios de diversos cuerpos de seguridad que han caído en manos del hampa.

“La solución es dejar de un lado la política y trabajar en conjunto este flagelo”, dijo a modo de reflexión el efectivo.

Karina Peraza