lunes, 30 de enero de 2012

En Santa Paula esperan aprobación para activar 18 cámaras de vigilancia




El Sureste se atrinchera en procura de seguridad
En Santa Paula esperan aprobación para activar 18 cámaras de vigilancia


La calle detrás del monumento de la Paz en Bello Monte será enrejada para resguardarse del hampa
ENIO PERDOMO
lunes 30 de enero de 2012 12:00 AM

Con la inseguridad en aumento, hace más de un año los dirigentes comunitarios de Macaracuay decidieron tomar acciones para protegerse. Dice Ida de Penta, presidenta de la Asociación de Vecinos de la urbanización, que diversas calles y zonas cerraron sus accesos para controlar ingreso de extraños.

De Penta explica que hay diferentes asociaciones de vecinos en el sector que, en primer lugar, han instalado casetas de vigilancia limitando la entrada a personas autorizadas por los propios vecinos o sus líderes. De Penta reconoce que Polisucre patrulla constantemente y responde con prontitud los llamados de urgencia que le hacen desde residencias y edificios.

Una muestra de ello son las asociaciones civiles Asociz y Asotuyar, que agrupan a residentes de las calles Mara, Paisana, Paramaconi y Yaracuy, y las avenidas Tiuna y Yaracuy. Fueron pioneros en colocar garitas, aparte de una barra para controlar entradas y salidas.

Anularon vía por El Cafetal

Antes El Cafetal se enlazaba con Macaracuay por las calles que comprenden Asociz y Asotuyar. Constituían caminos que ahora están cerrados, pues Asotuyar colocó una reja, con lo que los robos y atracos han mermado, apunta Ida de Penta .

Asomac es es otro bloque de residencias, conformado por lavenidas Cuica, La Guaira y Macuto, donde la historia se repite: limitaron el paso con el mismo objetivo, acabar con el accionar del hampa. A Asomac se le sumaron dos asociaciones: Asourimare (integrado por la avenida Urimare) y Asoyoraco (por la calle Yoraco). Esta última (Asoyoraco) tiene doble seguridad, pues está en la zona N (donde quedan las calles Tarabay, Tibisay y Cumaco) de Macaracuay. Pusieron una caseta, cámaras y barra de protección.

Asoproj, en la que está la vivienda de De Penta, comprende avenidas Cumanagoto y Guaratarí, y calles Paramaiboa y Guaratarí. Por su parte, Asok (calles Cayaurima y Manaure y la avenida Manaure) tiene entrada y salida supervisada por cámaras y vigilantes. De Penta indica que esperan la aprobación para colocar una reja con vigilancia en límites con el Llanito, más el patrullaje de una unidad motorizada 24x24.

"Son preferibles las casetas"

Manuel Tangir, director de Seguridad Ciudana de la Alcaldía de Baruta, indicó que los enrejados, al contrario de las casetas de vigilancia, no son una buena opción para contribuir con la seguridad de cualquier comunidad. Y es que estos evitan que los policías, bomberos o ambulancias tengan la posibilidad de acudir con celeridad a cualquier llamado. Lo indicado, para Tangir, es tener controles de acceso, pues con ellos no se aísla el tránsito de efectivos.

Expresó que el cierre total de vías está prohibido y enrejar no garantiza el derecho a la vida. En Baruta han tenido numerosos casos de urbanizaciones o sectores enrejados que han sido víctimas de la delincuencia, a veces con tragedias aunadas.

Recomienda a las personas a que más allá de cerrar o enrejar, mantener contacto constante con autoridades y pedir asesorías sobre control de acceso.

Nastra Abdulá, presidenta de la Asociación de Vecinos de Santa Paula, en Baruta, explicó que la zona lleva muchos años colocando controles de acceso y es por ello que hay pocos enrejados. También señala que en vías principales son pocos los casos con casetas de vigilancia y que la situación ha mejorado con dichos controles.

Abdulá comenta que antes se producían numerosos hurtos de carros y robos en los apartamentos, pero que estos delitos han disminuido por la presencia policial, resultado de la comunicación con Polibaruta y la pronta denuncia de delitos.

Explica que hay calles en las que se forman asociaciones civiles sin aprobación de todos los vecinos. Ese es el caso de la Mercurio, que tiene rejas y barra de seguridad. Nastra señala que se les advirtió que deben permitir el acceso a vecinos y que no puede existir una reja en la acera pues interfiere con el libre tránsito peatonal.

Algunas calles tienen paso limitado, como la Tauro, que solo tiene caseta; la Venus, con barras automáticas; la Júpiter, barra de seguridad, y la Mercurio y Neptuno, con rejas.

Abdulá señala que esta situación no debería generarse pues "no podemos ser una isla en el país". Esperan aprobación de un proyecto para activar 18 cámaras de seguridad en sitios en los que hay más secuestros y robos, plan que desarrollan con la Gobernación de Miranda.

No hay comentarios: