domingo, 3 de abril de 2011

La comunicadora social marabina ofreció su versión de los hechos.

“No hay pruebas y aún así nos culpan”
Desde su celda en las instalaciones del Instituto de Orientación Femenina (Inof), ubicado a 25 kilómetros al sur de Caracas, la comunicadora social Samia Yunis —acusada por el Ministerio Público por presuntamente lavar dinero proveniente del narcotráfico— habló con este rotativo para aclarar algunas cosas su situación “que no son ciertas”.

“No hay pruebas y aún así nos culpan”
Texto: Neiro Palmar Atencio

La comunicadora social marabina ofreció su versión de los hechos.

Desde su celda en las instalaciones del Instituto de Orientación Femenina (Inof), ubicado a 25 kilómetros al sur de Caracas, la comunicadora social Samia Yunis —acusada por el Ministerio Público por presuntamente lavar dinero proveniente del narcotráfico— habló con este rotativo para aclarar algunas cosas su situación “que no son ciertas”.

“Luego de la amarga situación que viví en México, que fue investigada por sus autoridades y tras meses de arresto se demostró mi inocencia absoluta; llegué a mi país para tratar de rehacer mi vida y me encuentro con que me están culpando por dos delitos que nunca cometí y de los que no existen ninguna prueba”.

Samia fue detenida el pasado 11 de febrero, por efectivos del Cicpc-Maracaibo, junto con su padre Abdala y sus hermanos Fares y Ares; así como el gerente de un banco, José Ferrer, y la gerente de una casa de cambios, Gloria Chaustre.

Todos fueron acusados por los delitos de legitimación de capitales y asociación para delinquir.

“Es muy injusto lo que están haciendo conmigo y con mi familia. Llegué a Venezuela con una resolución de libertad plena, que demuestra mi inocencia absoluta en México, y no entiendo cómo, si fui eximida de cargos allá, donde realmente sucedieron las cosas, ahora quieren acusarme aquí a mí y a mi familia por los mismos cargos”, precisó Yunis.

Acotó: “Ahora quieren involucrar a mis hermanos y a mi papá, quienes son inocentes, como yo, de lo que se nos imputa. Lo primero que hice al llegar a Maracaibo fue dar una rueda de prensa para aclarar lo sucedido y limpiar mi nombre; luego fui a la Fiscalía, para ponerme a la orden y aclarar que no tenía nada que temer”.

Yunis precisó: “Si mi familia y yo estuviéramos ligados con el narcotráfico, hace tiempo nos hubiésemos escapado del país. Pero no es así, nos quedamos aquí porque somos una familia trabajadora, comerciantes desde hace 20 años.

Sólo espero que se haga justicia, pues nos acusan sin pruebas, somos inocentes y vamos a probarlo”.



No hay comentarios: