viernes, 29 de abril de 2011

EN MATERIA DE SEGURIDAD "Me regresaré a Alemania por temor a lo que se vive aquí" Estudiantes y autoridades de la UCAB despidieron a Ruzbeh Ahmadi



El rector de la UCAB, José Virtuoso, manifestó el dolor que embarga a la comunidad universitaria por la pérdida del joven estudiante Fernando sánchez


DEIVIS RAMÍREZ MIRANDA | EL UNIVERSAL
jueves 28 de abril de 2011 12:00 AM

En julio de este año, el estudiante de intercambio de origen iraní pero nacionalizado alemán, Ruzbeh Ahmadi, de 26 años, debía regresar a Alemania tras culminar su periodo académico en la Universidad Católica Andrés Bello, de Caracas.

Llegó a Venezuela en octubre del año pasado, con la convicción de que se llevaría los mejores recuerdos, además de crecer profesionalmente al conocer los proyectos educativos nacionales.

Sin embargo, su proyecto de vida se vio truncado cuando falleció, la madrugada del lunes 25 de abril, en un centro hospitalario de Puerto Cabello (estado Carabobo), tras recibir un disparo en el abdomen al momento en que compartía con un grupo de amigos en el bulevar del malecón de Chichiriviche, la noche del sábado 23 de abril.

Ruzbeh viajó con varios compañeros de la universidad hacia la zona costera para disfrutar del asueto de Semana Santa. Llegaron el jueves en la noche y se instalaron en una residencia. "Disfrutamos de la playa el viernes y el sábado. Él estaba encantado con todo, hasta comió pescado", relató uno de los amigos del joven.

A las 10 y media de la noche del sábado aproximadamente, mientras el joven estudiante caminaba por el malecón con sus amigos, fueron sorprendidos por una balacera.

"Estábamos disfrutando de la música, la fiesta y todo lo que instalaron allí. De repente escuchamos los disparos y nos tiramos al piso. Salimos corriendo a resguardarnos y hubo un segundo tiroteo. Allí fue cuando Ruzbeh cayó herido", relató su compañero.

Esa historia la quieren olvidar del todo. Sus amigos prefieren recordarlo alegre, enamorado de Venezuela y de sus mujeres, como lo manifestaba siempre. "Es muy duro enfrentar estos casos. Ruzbeh era un chamo honesto y respetuoso. Siempre decía que no podía hacer distinciones sociales, porque para él todos eran iguales", contó su amigo.

Cuando Ruzbeh llegó a Venezuela, se instaló en una residencia de Montalbán, adonde llegan todos los estudiantes extranjeros que disfrutan de los convenios educativos que ofrece la UCAB.

Allí compartía la casa con otro alemán, su amigo Melroy Philogene. "En julio se cumplía nuestro ciclo en este país, pero me regresaré a Alemania por temor a todo esto que se vive aquí", aseveró el estudiante.

Explicó que no quería irse antes de culminar las labores académicas, pero la inseguridad lo obliga. "Mi familia está angustiada y debo retornar. Agradezco muchas cosas que viví aquí y el trato que recibí", relató.

Ayer, el rector de la UCAB, José Virtuoso, estuvo en el velorio que ofrecieron al joven durante media hora en la funeraria de Los Palos Grandes, antes de repatriar el cadáver.

Pidió a Dios "fortaleza para seguir adelante".

dramirez@eluniversal.com

No hay comentarios: