miércoles, 13 de abril de 2011

5 miembros de una familia han sido asesinados en 8 años


La última víctima es Rubén Charama, muerto de 4 tiros el domingo a las 3:00 am en El Junquito. Charama García laboraba como vigilante de una empresa privada que funciona en la avenida Fuerzas Armadas

Fachada de la Morgue de Bello Monte

Fachada de la Morgue de Bello Monte | Leonardo Noguera
En el transcurso de ocho años Ana Villarreal ha perdido a cinco familiares, incluidos sus tres hijos, a consecuencia de la violencia, según relató en la morgue para retirar el cadáver de su sobrino Rubén Charama García, de 27 años de edad, muerto de cuatro tiros en una fiesta que se realizaba, a las 3:00 am del domingo pasado, en el callejón Santa Elena, kilómetro 2 de la carretera de El Junquito.

En el suceso hirieron a la novia de la víctima en un brazo.

Ella estaba junto con dos amigas en la reunión. La lesionada fue intervenida quirúrgicamente y se recupera.

Charama García laboraba como vigilante de una empresa privada que funciona en la avenida Fuerzas Armadas.

Era padre de un niño que ayer cumplió 7 años de edad. La víctima fue despojada de sus documentos y la familia tuvo que pedir una copia de la cédula de identidad en la compañía donde trabajaba desde hacía un mes para poder reclamar el cuerpo en la medicatura forense. El hombre murió en el sitio, pero sus parientes lo recogieron, lo cubrieron con una sábana y lo llevaron al Hospital de Los Magallanes de Catia para que no permaneciera por horas en el sitio.

Presumen que fue una mujer quien suministró información a los pistoleros en cuanto a que el vigilante estaba en una fiesta para que fuesen a matarlo.

No descartan que la muerte de Charama García tuviese como móvil la venganza de un individuo con quien tuvo un altercado hace dos meses en una cancha de básquet. Cuando jugaba, el vigilante tropezó con un individuo apodado "el Pirata" que le manifestó: "Tú eres hermano de mi culebra" y agregó: "Si tuviera una pistola te mataría". En respuesta, el vigilante le dio una golpiza.

"El Pirata" integraría una banda junto con un hombre apodado "el Negro" y otros individuos del sector Las Barras.

A Ricardo Rafael Charama, de 29 años de edad, hermano de Rubén, lo ultimaron, hace 15 meses, porque habría comprado una moto que presuntamente había sido robada a otra persona.

Historia de una víctima. La señora Villareal contó la forma como mataron a sus hijos.

William Rafael Villarreal, de 27 años de edad, fue asesinado el 14 de marzo de 2003.

Al parecer sostuvo una discusión por una mujer con la que estaba saliendo y que fue pareja de un funcionario del Cicpc.

A Joel Rafael Villarreal, de 29 años, lo ultimaron en una fiesta que se celebraba en el 23 de Enero el 31 de enero de 2004; y José Ángel Villarreal, de 19 años, fue muerto en el sector San Rafael, kilómetro 2 de El Junquito, donde residía.

Lo acusaron de haberse robado una pistola y la madre de la víctima contó que un mes después de haber ocurrido el hecho el homicida llegó a su residencia y le pidió perdón porque el arma de fuego no se la había llevado su hijo, estaba en poder de otra persona. Se trató de una confusión.

No hay comentarios: