sábado, 29 de enero de 2011

Daubert vs Merrell Dow Pharmaceuticals, Inc.

Traducido al Español por: Catherine Carma A.

Daubert Vs Merrell Dow Pharmaceuticals (1993) es un caso muy famoso llevado por la Corte Suprema de los Estados Unidos, donde se originó la elaboración y promulgación de una norma para la admisión del testimonio de los expertos en tribunales federales.
Disponible en:

http://translate.google.co.ve/translate?hl=es&sl=en&u=http://en.wikipedia.org/wiki/Daubert_v._Merrell_Dow_Pharmaceuticals&ei=On9ETeOgOYKglAfHtszoDw&sa=X&oi=translate&ct=result&resnum=1&ved=0CCAQ7gEwAA&prev=/search%3Fq%3DDaubert%2Bv.%2BMerrell%2BDow%2BPharmaceuticals%26hl%3Des%26sa%3DG%26biw%3D1276%26bih%3D818%26rlz%3D1R2GGLR_esVE400%26prmd%3Divns

Daubert y Jason Schuller habían nacido con defectos de nacimiento graves, ellos y sus padres demandaron a Merrell Dow Pharmaceuticals Inc., una empresa subsidiaria de Dow Chemical Company en un tribunal estatal de California, alegando que el fármaco Bendectina había causado los defectos. La empresa Merrell Dow fue a juicio alegando que no existía ningún estudio científico publicado demostrando hasta ese momento un vínculo entre la Bendectina y algún defecto congénito. La evidencia suministrada por Daubert y Schuller, se basó en estudios in vivo e in vitro en animales, estudios farmacológicos y re-análisis de otros estudios publicados. Estas metodologías aún no habían ganado aceptación en la comunidad científica en general.
Sin pruebas objetivas, el tribunal dudó que los demandantes pudieran demostrar que la Bendectina causara defectos de nacimiento. Los demandantes solicitaron a la Corte Suprema que revisara la decisión. Desde ese entonces, tres principales disposiciones rigen la admisión del testimonio de los expertos ante un tribunal en los Estados Unidos:
La primera, el conocimiento científico, esto significa que el testimonio debe ser de carácter científico, y que el testimonio debe basarse en "el conocimiento". Por supuesto, la ciencia no pretende saber nada con certeza absoluta. La aplicación de la ciencia representa un proceso para proponer y perfeccionar las explicaciones teóricas sobre el mundo y está sujeta a mejoras. En segundo lugar, el conocimiento científico tiene que ayudar a los que juzgan los hechos en la comprensión de la evidencia o a determinar un hecho que se trata en el caso. Otros hechos pueden existir, pero para ser útiles, debe haber una conexión científica válida a la investigación pertinente como requisito previo a la admisibilidad. En tercer lugar, es necesaria una evaluación preliminar por el juez sobre si el razonamiento o la metodología en que se basa la declaración son científicamente válidos y si estos pueden aplicarse correctamente a los hechos en cuestión. Esta evaluación preliminar se puede activar si algo se ha probado, si una idea ha sido objeto de revisión por científicos pares o fue publicada en una revista científica la tasa de error que participa en la técnica, e incluso la aceptación en la comunidad científica general, entre otras cosas.
Estas normas llamadas Daubert, por lo general han tenido éxito en la exclusión de "ciencia basura "o" pseudociencia".
El principio de Daubert se amplió en el caso Kumho Tire Co. Vs Carmona, donde una de las pruebas se basaba en una técnica y no en la ciencia. El técnico en este caso declaró que la única causa posible de un reventón de neumático podía ser un defecto de fabricación, ya que para ese momento no se podía determinar cualquier otra causa. El Tribunal Supremo anuló la prueba diciendo que la norma Daubert podría aplicarse sólo a las pruebas meramente científicas, y que en este caso, las pruebas del perito propuesto no eran suficientemente fiables.

No hay comentarios: