martes, 21 de septiembre de 2010

Pérdidas por robos y hurtos equivalen a 12,1% del PIB




Pérdidas por robos y hurtos equivalen a 12,1% del PIB

Luis Cedeño, experto en seguridad, realizó los cálculos sobre la base de la Encuesta Nacional de Victimización. La investigación del INE indica que venezolanos perdieron 20,2 millardos de bolívares

21 de septiembre 2010 05:33 am - Javier Ignacio Mayorca / jmayorca@el-nacional.com



Varios de los detenidos estaban solicitados por delitos como el robo

Betina no escuchó el momento en el que dos delincuentes se metieron en el apartamento del edificio de la avenida principal de Sebucan donde tenía alquilada una habitación.



La mujer estudiaba mientras escuchaba música con audífonos. Luego de someterla, los ladrones le dijeron que entraron al inmueble porque nadie les atendió cuando tocaron el timbre.



Violentaron las cerraduras de la reja y de la puerta. Como eran las 10:00 am de un día laborable de agosto pocas personas estaban en el edificio. Nadie se percató de lo que sucedía.



Los delincuentes se llevaron una caja de seguridad donde Betina tenía dinero y prendas. Poco después, agentes de Polisucre tomaron nota de lo ocurrido. Ese mismo día, en la tarde, los hampones robaron otro apartamento del mismo edificio.



En la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción de la Seguridad Ciudadana 2009 elaborada por el INE, se señala que en el país hubo 1.480.349 delitos contra la propiedad durante un año. Allí están incluidos los hurtos y robos genéricos. También están los robos y hurtos de vehículos.



Una de las preguntas del sondeo se refiere al posible costo de los bienes que cambiaron de dueño por la acción del hampa. En 25,2% de los casos la gente indicó que la pérdida estuvo entre 100 bolívares y 500 bolívares, y para otro 24,4% el costo del bien robado o hurtado estuvo entre 1.000 bolívares y 5.000 bolívares.



Tajada del PIB



Para el representante de la asociación civil Paz Activa, Luis Cedeño, estas cifras ocultan una realidad mucho más grave.



Este sociólogo indica que el valor de los bienes que fueron hurtados o robados en el lapso investigado por el INE (julio de 2008 a julio de 2009) es igual al 12,1% del producto interno bruto del país el año pasado. En términos absolutos, la pérdida ascendería a 20,2 millardos de bolívares, o 4,71 millardos de dólares al cambio oficial.



Para hacer ese cálculo, Cedeño multiplicó la media de los valores en bolívares asignados a cada rango por el número de víctimas incluidas en ese mismo rango. Por ejemplo, en el caso de los hurtos de bienes con costos entre 101 bolívares y 500 bolívares, la cifra de víctimas en la encuesta fue de 96.150. Entonces, en ese caso la pérdida se obtuvo al multiplicar la cantidad de personas afectadas por 300.



El delito que mayores pérdidas ocasionó fue el robo de vehículos, aunque el número de víctimas fue más bajo que el correspondiente al robo genérico.



En el período investigado para hacer la encuesta de victimización fueron detectados 162.288 casos de robos de carros. El costo total calculado fue de 9,32 millardos de bolívares, o 2,1 millardos de dólares al cambio oficial. Cedeño aclaró que esa es una cifra conservadora, pues en la mayoría de los casos el monto de pérdida de ese delito se ubica en la categoría de "más de 100.000 bolívares". El automóvil, el camión o la camioneta podrían costar 200.000 bolívares o más. En este caso el total de víctimas (23.368) se multiplicó por 150.000 bolívares, que era el monto promedio.



Drenaje de recursos



El representante de Paz Activa indicó que si se suma la pérdida por robos y hurtos a la ocasionada por los homicidios la cifra es equivalente a 30% del PIB anual. La estadística de pérdidas en el caso de los fallecimientos está fundamentada en una ecuación que incluye los años de vida productiva y la expectativa de vida en el país.



"El país pierde muchos recursos por la delincuencia. En comparación, las cifras de inversión del Estado quedan pálidas. Es sólo 2% del PIB lo destinado a seguridad ciudadana. Hay que hacer inversiones extraordinarias", señaló Luis Cedeño.



La mayoría de las pérdidas son sufragadas por la ciudadanía, o por las agencias de seguros, en el caso de los vehículos. No obstante, hay otros costos que no fueron calculados en la encuesta, relativos a la necesidad de colocar cerrojos y otros mecanismos de protección para los bienes que finalmente son robados.



Según Cedeño, si el Gobierno cumpliera con su deber en esta materia no sería necesario colocar todos esos dispositivos ni renovar pólizas cada vez más caras por el incremento del riesgo. Ese dinero podría ser invertido por la ciudadanía en educarse y mejorar su calidad de vida.



"La ineficacia de las políticas públicas se traduce en mayores índices delictivos. Las cifras de criminalidad revelan que lo que se hace no funciona. Los costos deberían llamar la atención del Gobierno, como se hace en otros países, para lograr mayor inversión. Una cosa clara es que lo invertido en seguridad ciudadana no es suficiente", dijo.

No hay comentarios: