viernes, 3 de septiembre de 2010

“No es verdad que Venezuela sea uno de los países más inseguros del mundo”



El presidente Hugo Chávez negó tajantemente que en Venezuela se haya incrementado la criminalidad durante sus 11 años de gobierno, tema que está dominando el inicio de la campaña para las elecciones legislativas del 26 de septiembre.

“No es verdad que Venezuela sea uno de los países más inseguros del mundo, ni es verdad que aquí hay más violencia que hace 11 años. Nos van a echar cuentos a nosotros, que cruzamos por los caminos que hemos cruzado”, dijo Chávez en un acto transmitido en cadena nacional de radio y televisión.

Organismos internacionales clasifican a Venezuela como uno de los países más violentos fuera de las zonas de guerra y a Caracas como una de las ciudades más peligrosas del mundo, basados en cálculos de organizaciones no gubernamentales pues el Gobierno no publica estadísticas oficiales hace años.

Sin embargo, cifras oficiales de la policía científica muestran que entre 1998 y 2005 los homicidios en Venezuela se incrementaron un 120 por ciento a 9.944 casos anuales. En el 2003 se tocó un pico de 11.342 muertos por el hampa común.

El Gobierno ha lanzado recientemente numerosos operativos policiales y actos sobre seguridad ciudadana para contrarrestar los ataques de sus críticos, que han tomado el tema del crimen como caballo de batalla electoral para mostrar el fracaso e ineficiencia de la “revolución socialista” de Chávez.

“Lo que sí es verdad es que el tema de la delincuencia es un tema duro”. La oposición, que logró unirse en un bloque para los comicios para la Asamblea Nacional, busca capitalizar la caída de popularidad del mandatario en momentos de crisis económica.

Ante el silencio oficial, organizaciones de derechos humanos y medios de comunicación aseguran que la inseguridad se ha disparado en años recientes y calculan que tan sólo en el 2009 se produjeron entre 13.000 y 16.000 homicidios, más de un muerto cada hora.

El diario estadounidense The New York Times desató la indignación del Ejecutivo venezolano al publicar en agosto un artículo que afirmaba que el número de muertos en Venezuela por arma de fuego el año pasado superó con creces las tasas de Irak -4.644 civiles muertos en el 2009- o México.

“Hay que tener riñones (…) para afirmar lo que los escuálidos (opositores) andan repitiendo todos los días, que Venezuela es un país más inseguro que Irak”, dijo un molesto Chávez en el acto de inauguración de unas plantas eléctricas desde el petrolero estado Zulia, en el occidente del país.

El Gobierno acusa a sus adversarios y a los medios privados de exagerar la situación con fines políticos, pese a que la inseguridad es el tema que más preocupa a los venezolanos de toda condición y el apartado en el que peor calificación recibe la administración Chávez.

“Lo que sí es verdad es que el tema de la delincuencia es un tema duro”, reconoció el gobernante, sin ofrecer datos alternativos a los reportados extraoficialmente.

Aunque analistas prevén que el oficialismo revalidará su mayoría en la Asamblea Nacional, la oposición aspira a lograr al menos un tercio de los escaños para frenar el avance del socialismo en el país socio de la OPEP.

Por Enrique Andrés Pretel
Vía Reuters

No hay comentarios: