domingo, 16 de mayo de 2010

EDUCACION Vs CRIMINALIDAD


EDUCACION Vs CRIMINALIDAD
Es un elemento fundamental en la lucha contra el flagelo de la criminalidad, dentro de los planes de prevención del delito de cualquier Estado es necesario que se atienda a la educación porque desde allí se forma al ser humano y se modelan conductas para vivir en sociedad, en este sentido, si no se atiende al sector educación con eficiencia dentro de una sociedad no será posible llevar a su mínima expresión a la delincuencia que azota a los ciudadanos, sin embargo, la educación no sólo le corresponde a los sectores gubernamentales, en este caso, la principal educación es la del hogar porque la familia juega un papel preponderante en la formación del ciudadano y en las normas sociales que estén establecidas en determinado conglomerado.

De este modo, se puede aprecia que la educación familiar es el primer eslabón de la cadena de prevención del delito dentro de un marco social, seguido de la educación formal que dirigen los Estados y posteriormente están los estándares sociales por los cuales nos regimos los ciudadanos constituidos en comunidad para poder tener una convivencia sana que nos permita una calidad de vida optima, es allí, cuando si no se conjugan los distintos roles para la educación ciudadana al no haber el equilibrio necesario para la armonía de las comunidades el elemento delincuencia crece a niveles que luego es bastante difícil frenar.
En este contexto, es evidente que una sociedad con un nivel de educación calificado es menos susceptible de ser acogida por la criminalidad, debido a que los ciudadanos que la conforman son profesionales con principios éticos y morales bien delimitados, con sentido de evaluación sobre los bueno y lo malo, asimismo, tienen calidad de vida debido al desarrollo de estas comunidades donde existen inversión y producción económica que les permite ingresos suficiente para hacer una vida cómoda y sin problemas económicos.

En esta perspectiva, la prevención del delito y la educación son temas importante y una solución para inhibir conductas antisociales; la solución para prevenir la violencia y los delitos es educar a los niños y jóvenes dentro de una cultura de la legalidad y tolerancia, en la que se formen los valores éticos, en virtud que la educación es una condición indispensable para garantizar la verdadera igualdad ante la ley y necesaria para equilibrar las oportunidades de acceso a mejores condiciones de vida.

De esta manera, las sociedades tienen la obligación de educar a los jóvenes en el contexto de la prevención del delito, partiendo desde el hogar, y exigiendo a las autoridades encargadas de la educación y la seguridad ciudadana que apliquen programas educativos para ello, y por otro lado apoyar como sociedad organizada a los distintos sectores con propuestas viables y saludables para todos en la lucha contra la criminalidad. “si educamos al niño de hoy no tendremos que castigar al hombre de mañana”. Si se ve la profundidad de este enunciado se puede apreciar que la solución del problema de la inseguridad a mediano y largo plazo está en la educación de los niños, niñas y adolescentes.

REFLEXIÒN. La educación es la principal herramienta que se debe utilizar para la lucha contra la delincuencia en cualquier sociedad, comenzando por la educación desde la familia dirigiendo sus esfuerzos hacia el fortalecimiento de la cultura de la legalidad, sustentada en la coordinación interinstitucional y en la participación ciudadana con base en la integración coordinada de programas y servicios, estableciendo diseños de estrategias y mecanismos de cooperación para prevenir el delito, siendo esta la apuesta más importante de cualquier Estado de Derecho y Justicia Social, y por último debe contemplarse la persecución y sanción de los actos que vulneran la ley, así como la readaptación social de los delincuentes que es la fase final de la educación en prevención del delito.
En este sentido, si se aplican los cánones de los distintos roles de la educación tendremos una mejor sociedad donde la criminalidad no tendrá cabida y los ciudadanos cada día seremos más felices en el tiempo sin delincuentes que nos azoten.

No hay comentarios: