martes, 23 de marzo de 2010

"MALA PRACTICA POLICIAL"

Arsenal de la PM recuperanen Allanamiento 50 armas robadas por mala práctica policial
Cinco subametralladoras, 29 revólveres calibre 38, 16 pistolas automáticas y un lote de bombas lacrimógenas, fueron robados por un grupo comando de un módulo de la PM en Nueva Tacagua, suceso en el que el Ministerio de Interior y Justicia admitió fallas en el manejo del arsenal Caracas, (Especial). Cinco subametralladoras HK, 29 revólveres calibre 38, 16 pistolas automáticas y un lote de bombas lacrimógenas, fueron robadas de un módulo de la Policía Metropolitana en Nueva Tacagua, Catia, la noche de este domingo, cuando por lo menos veinte motorizados portando armas de fuego y en una acción tipo comando, según versión de los efectivos, sometieron a los funcionarios que estaban de guardia.

De acuerdo a la versión de los uniformados, el grupo de motorizados llegó al módulo policial, ubicado en el sector Coco Frío, km 4 de La Yaguara, vía El Junquito, aproximadamente a las 7:00 de la noche de este domingo. Los asaltantes, presuntamente, tenían sus rostros cubiertos con pasamontañas y rodearon el puesto de la PM para proceder a someter a los funcionarios de guardia, a quienes maniataron y amordazaron. Una vez sometidos los uniformados, el grupo comando fue directo al área del módulo donde se encontraba el parque de armas y lo desvalijaron por completo.

En un primer inventario realizado en el sitio por funcionarios de la División Nacional contra Robos del Cicpc y la Subdelegación Oeste del Cicpc, en presencia de fiscales del Ministerio Público, se estableció que entre el parque robado había 5 subametralladoras HK, modelo MPS; 29 revólveres marca Smith and Witson; 11 pistolas marca Glock, calibre 9 milímetros nuevas; 5 marca Pietro Beretta, calibre 9mm, 7 radios portátiles y chalecos antibalas. Este martes trascendió la información de que el número original de efectivos de la PM destacados en esa guardia era de 20 uniformados, pero la mayoría estaba distribuida en distintos puntos de control policial en el oeste de Caracas, por lo que en esa comisaría sólo había tres funcionarios.

Los vecinos de Nueva Tacagua se mostraron temerosos a declarar y ofrecer alguna versión respecto al suceso por tratarse de funcionarios policiales. Hasta este lunes no había ningún habitante de la zona que hubiera manifestado ser testigo del asalto al módulo de la PM o haber escuchado algo.

Los dueños de un kiosco ubicado cerca del puesto policial, indicaron que este domingo cerraron el negocio temprano y se marcharon. No obstante, dijeron estar extrañados ante el suceso, debido a que es la primera vez que esa comisaría es visitada por del hampa.

El director de la PM, comisario Carlos Meza, acudió al lugar del hecho en cuanto se conoció la noticia la noche del domingo. Los cuatro funcionarios que fueron sometidos en el asalto y quienes lograron pedir apoyo, luego de liberarse de las ataduras que les colocaron, rindieron declaraciones ante el Cicpc este domingo y lunes.

El Ministerio Público comisionó a la fiscal 74° del Área Metropolitana de Caracas, su auxiliar Bonimar Carrillo y Armando Hernández, respectivamente, para coordinar la investigación que actualmente realizan funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), adscritos a la Subcomisaría del Oeste.

Las comisiones del Cicpc intentan elaborar retratos hablados de los autores del robo y de hallar testigos de la zona que hayan sentido o escuchado algo, aunque según los uniformados, nunca pudieron verles los rostros a los delincuentes.

Extraoficialmente, se conoció que los PM que fueron sometidos en el módulo, son el sargento Eduardo Ladera y los agentes, Miguel Pérez Gil y José Machillanda.

Así mismo trascendió que según las investigaciones, pueden haber efectivo de la misma PM entre los autores material del asalto. Los cruces telefónicos de los efectivos de guardia, así como el testimonio de una de las víctimas, según el cual a su huía, el líder del grupo le dijo al resto “Cata 100”. Este código policial es utilizado por la PM para hacer el llamado de “abandonen el sitio”. No se descarta complicidad interna.

"Mala práctica policial"

El ministro de Relaciones Interiores y Justicia, Tareck El Aissami, dijo este lunes sobre el asalto del módulo policial de Nueva Tacagua, ocurrido este domingo en la noche, que hubo "mala práctica policial", pues el número de policías de guardia no era el requerido y tampoco hubo un resguardo adecuado de las armas de fuego.

El Aissami explicó que para el caso se están realizando una investigación penal propia y una investigación administrativa.
"Debemos suponer que a todas luces hubo una mala práctica policial. Somos los primeros en reconocer cuándo las malas prácticas policiales suelen suceder. Es parte de la batalla diaria en este Ministerio", dijo.AA