viernes, 5 de marzo de 2010

COMISARIO LUIS FERNANDEZ /PNB


Director de la Policía invierte en prevención del delito y no en represión

El impacto de este organismo en toda la parroquia ha sido tal que, incluyendo áreas en las que no tiene presencia directa, el descenso del homicidio ha sido de 46,43%.
Foto: Henry Tesara, ABN.
Caracas, 04 Mar. ABN (Emma Grand).-
'La represión no ha dado resultados', dijo el director de la Policía Nacional, Luis Fernández, al referirse a la manera como tradicionalmente actuaban los cuerpos de seguridad en el país para combatir el delito. Y esto lo demuestra con números en mano, más de dos meses después de la salida a la calle del primer grupo de oficiales que dirige.
En los sectores de la parroquia Sucre, al oeste de Caracas, donde se encuentran apostados los efectivos de la Policía Nacional desde el 20 de diciembre del pasado año, ha habido 'una impresionante reversión del delito', indicó Fernández en entrevista a la Agencia Bolivariana de Noticias (ABN).
'En febrero no tuvimos homicidios. Eso es histórico para esta parroquia', destacó Fernández. En 2009 se cometieron al menos 295 homicidios en ese sector.
El director de la Policía Nacional maneja más estadísticas. En Tacagua, El Limón, El Blandín, Plan de Manzano, Alta Vista y Ruperto Lugo, sectores de la parroquia Sucre a los que asiste directamente este cuerpo policial, el homicidio ha bajado 70,37%.
En cuanto al robo, ha tenido un descenso de casi un 61%. Y el impacto de la Policía Nacional en toda la parroquia ha sido tal que, incluyendo áreas en las que no tiene presencia directa, el descenso del homicidio ha sido de 46,43%. Estos números son resultado de una nueva manera de combatir el delito.'Hemos asumido el tema de la prevención', afirmó Fernández. 'En Venezuela estamos orientados a invertir para la prevención y no para la represión, y tenemos una reversión de números en materia de violencia muy importante', acotó el director de este cuerpo. No obstante, indicó Fernández, cuando a la policía le toca actuar lo hace, 'hasta hoy tenemos 240 detenciones'.
- ¿Cómo trabaja la prevención del delito la Policía Nacional?
- Estamos atacando no sólo la distribución ilegal de bebidas alcohólicas en las barriadas, sino la venta de drogas, la deserción escolar y la violencia familiar. Los lugares de consumo de alcohol se convierten en centros de operaciones de la delincuencia y un excelente terreno para la venta y distribución de drogas. Además, el que consume alcohol en una barriada camino a casa se convierte en una potencial víctima, por eso nos ha dado unos resultados interesantes combatir la distribución de cervezas en este sector.
En las barriadas no hay permisos para vender alcohol y nosotros estamos atacando al distribuidor. Tenemos equipos de inteligencia; camión que se acerque al barrio le quitamos las cervezas, no permitimos que la distribuyan. Hasta el momento se han incautado unas 3 mil cajas de cerveza en más de dos meses de operaciones. En cuanto a la escolaridad, estamos atendiendo la deserción escolar y buscando las causas de este problema para evitarlo.
Es es un tema de prevención, vamos a atenderlo ahorita para que mañana o pasado no se convierta en un problema. Todos los días hay visitas a los colegios, hablamos con la directora, quien recoge las preocupaciones de los maestros y nos las transmite.
La policía tiene que tener comunicación directa con la comunidad, padres y educadores. Igualmente, dentro de la policía tenemos funcionarios que son psicólogos, sociólogos, trabajadores sociales, educadores. Tenemos un equipo multidisciplinario que nos permite atender el tema de forma profesional.
- El maltrato contra la mujer ha sido la forma de violencia más denunciada en esta parroquia - Hay dos aspectos a evaluar sobre este tema, primero que el 50% de los agresores cometen este delito en estado de ebriedad, y segundo que esta forma de violencia no se había denunciado antes porque la comunidad no tenía confianza en los organismos de seguridad que se encontraban aquí apostados.
Nosotros estamos preparando a nuestro personal para que atienda a esas víctimas; y esa apertura que hemos dado en nuestra oficinas es probable que haya generado confianza en las víctimas y ahora si estén denunciando. A lo mejor la cifra de mujeres agredidas en esta parroquia sigue siendo igual, pero ahora sí estamos recibiendo denuncias que no recibíamos en el pasado.
- ¿Hay presencia de la Policía Nacional en el Metro de Caracas?
- Estamos en cuatro estaciones de la Línea 1 del Metro. En Propatria, Gato Negro, Plaza Sucre, Pérez Bonalde, que se encuentran en el área de incidencia de los 952 primeros policías nacionales que salieron a la calle. En esas cuatro estaciones el delito descendió de manera impresionante, después que hicimos presencia desde el 18 de enero, porque generamos un servicio de funcionarios uniformados dentro y fuera del Metro, apoyados por un equipo de inteligencia y una oficina de recepción de denuncias dentro del subterráneo.
Quisiéramos tomar todas la estaciones, pero sacaríamos a todos los hombre de Catia, así que a medida que vayamos tomando el Distrito Capital, vamos al Metro.
- ¿Cuándo tendremos nuevos policías nacionales?
- Nosotros estamos trabajando en la formación de 6.600 hombres para la región capital en 2010. De los cuales 3.600 serán policías migrados y 3.000 provendrán de la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad (Unes).
Para 2011 y 2012 planteamos ingresar a la policía 18 mil hombres de la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad para que presten servicios en los estados Aragua, Miranda, Carabobo, Zulia, Lara, Bolívar, Anzoátegui, Barinas y Táchira.
El número exacto de policías nacionales que necesita la región capital y el país no lo tenemos, pero estamos trabajando con 3.6 hombres por cada 1.000 habitantes, que es la referencia de la Organización de Naciones Unidas (ONU), y en función de esa cifra vamos a sacar la carencia real que se tiene el país de funcionarios policiales. Policía Nacional Son más de novecientos funcionarios vestidos de pantalón azul marino, con una raya roja al lateral, camisa color caqui de un tono claro, con chaleco antibalas y su correaje con su pistola 9mm, balas, bastón y esposas, que a pié, en vehículos y motos, circulan las 24 horas al día por diferentes sectores de la parroquia Sucre.
Los nuevos funcionarios policiales prestan los servicios de vigilancia y patrullaje, tránsito, policía comunal, que es de acercamiento directo con la comunidad, de investigaciones y atención a la víctima en las partes altas y bajas de los barrios Tacagua, El Limón, El Blandín, Plan de Manzano, Alta Vista y Ruperto Lugo y la Avenida Sucre, donde habitan cerca de 400.000 personas. Fueron escogidos estos sectores de la parroquia Sucre, Municipio Libertador, Distrito Capital, para dar comienzo a las operaciones del nuevo cuerpo policial, principalmente por su índice de criminalidad.
Cifras del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC) indican que en Venezuela se cometieron, en 2009 un total de 12.257 homicidios, y en la región capital 2.218 (un 18%). Esa misma cifra indica que en el municipio Libertador se cometieron dos tercios del total de los homicidios de la región capital (1.478) y que en la parroquia Sucre la quinta parte de esos homicidios (295).
Los nuevos funcionarios tienen sus centros de operaciones en los antiguos módulos de la PM ubicados en El Limón, Blandín y la Avenida Sucre. Remodelados totalmente. Formación de policías La Ley Orgánica del Servicio de Policía y del Cuerpo de Policía Nacional, sancionada en 2008, estipula los mandatos constitucionales de crear un cuerpo uniformado de policía nacional y de regular las competencias en materia policial en estados y municipios. Para el primer contingente de la Policía Nacional, el Consejo General de Policía, instancia responsable de dictar las nuevas políticas policiales, hizo un llamado a los efectivos de la metropolitana y de la policía de tránsito para participar en el primer proceso de selección.
En él asistieron más de 5.000 funcionarios policiales, que en casi su totalidad pertenecían a la PM. Del cuerpo de policía de tránsito ningún efectivo acató el llamado. De este número de oficiales, sólo 952 pasaron las pruebas físicas, médicas, psicológicas y psicotécnicas, a ninguno se les encontró antecedentes penales y participaron en el curso de nivelación intensivo de ocho semanas sobre resolución de conflictos, gerencia de proyectos, diagnóstico comunitario, nociones de criminología, justicia penal, preparación de la investigación y derechos humanos dictado por el Consejo General de Policía.

No hay comentarios: