domingo, 14 de febrero de 2010

NACIONALES




En tres puntos de la Regional del Centro es donde más asaltan
Semanal se pueden registrar hasta cuatro robos a expresos y particulares


Las horas recomendadas para viajar son de el día cuando hay suficiente luz, porque los maleantes a esa hora no se arriesgan
(Venancio Alcázares)

Contenido relacionado
Tiroteos en medio de asaltos

Viajar por carretera en la noche es, en Venezuela, una experiencia de alto riesgo, sobre todo si se debe utilizar la Autopista Regional del Centro, la arteria que da acceso al Campo de Carabobo, la vía Carabobo-Yaracuy y la Morón - Coro. Todas son peligrosas, pero la ruta que más asaltos registra es, según cifras extraoficiales, la ARC en tres puntos específicos.
Según explican afectados y fuentes policiales en Mariara, San Joaquín, y Guacara -todos sectores de la ARC- se producen unos cuatro robos semanales, a buses expresos o a viajeros particulares.
Allí un coctel de problemas es el que nutre el auge de delitos. "No hay iluminación, ni grúas, ni ambulancias, ni patrullaje, además la vía está muy mala.
Si te accidentas no hay Cristo que ayude", refiere un policía que prefiere mantener su nombre resguardado. El número de bandas que en esos tres puntos opera es indeterminado.
El policía advierte que ellos bautizaron como "Los Sanguinarios" a los que allí operan.
Pero no tienen claro si de verdad pertenecen a una sola banda o a varias. El mayor impacto lo sufren los que viajan en buses expresos.
En esos tres puntos de la Autopista Regional del Centro son asaltados los buses que paran en Big Low Center porque allí, al parecer, no hacen revisión con la paleta detectora de metales.
Cuando arrancan y ya han recorrido parte de la vía, los maleantes se levantan y asaltan a los usuarios. Otros se dedican a colocar tachuelas en la vía para reventar los cauchos del bus.
Cuando se detienen, embisten. Los últimos lanzan piedras contra los vidrios para obligarlos a parar también.
En la vía Carabobo-Yaracuy y Morón-Coro, son menos asaltos a la semana.
Uno o dos, dependiendo del momento del año. Todos ocurren en la noche y bajo las mismas modalidades que en la Regional del Centro. Terminales prevenidos Terminales privados como Rodovías toman previsiones para evitar que los usuarios sean víctimas de los asaltos.
En estos lugares, además de revisar a todos los que abordan con detector de metales, tienen un grupo de fiscales que en las paradas predeterminadas vigilan que los puestos que hayan quedado vacíos en la salida permanezcan así hasta el destino.
Es una manera de garantizar que los conductores no tendrán la tentación de subir a personas en el camino. Así lo explicó el asistente a la dirección del terminal Julio Guerrero.
Él no quiso hablar de las vías más neurálgicas de acuerdo a las denuncias que puedan hacer los empleados o pasajeros. Argumentó que aunque suple al director -el jefe está de reposo médico- no maneja toda la información.
Por todo esta situación las autoridades recomiendan viajar durante el día. Si sólo se puede hacer durante la noche, pues policías aconsejan que lo hagan con objetos de poco valor para evitar pasar un mal rato.


No hay comentarios: