miércoles, 4 de noviembre de 2009

NOTICIAS DE SUCESOS


30% de efectivos ultimados tiene vinculación con hechos criminales

De 45 que murieron en 2009 solo seis cayeron cumpliendo con su deber

Pocos funcionarios pierden la vida en el cumplimiento de su deber, según fuentes de la policía científica (Paulo Pérez Zambrano/Archivo)

El balance que la policía científica conduce relacionado con el asesinato en la capital de numerosos funcionarios refleja que 30 por ciento de los uniformados han perdido la vida por haberse involucrado en hechos de naturaleza criminal.

De los 45 funcionarios que han muerto en diversas circunstancias, solo seis han caído en el cumplimiento del deber, es decir durante actos de servicio. Otros 25 cayeron cuando llegaban o abandonaban sus residencias y en 13 de ellos está bajo sospecha su probidad.

La madrugada del pasado sábado cuatro policías y un efectivo de la Guardia Nacional protagonizaron un intercambio de disparos que culminó con la muerte de dos efectivos y otros dos resultaron heridos. Las pesquisas posteriores que se encaminan a desentrañar la masacre ocurrida en el sector La Cumbre del barrio Carapita conducen a los detectives a pensar que los agraviados estaban envueltos en negocios oscuros.

La versión suministrada por el agente de Polimiranda Darwin Quintero Mejías, quien decidió entregarse herido en su comando avala las sospechas de los investigadores. El uniformado es acusado junto con un guardia nacional de haberle quitado la vida a Amílcar Alexánder Marín García y a Daniel Enrique Martínez González, quienes se desempeñaban como agentes de la Policía de Baruta y de la Policía Metropolitana, respectivamente. Además provocaron severas lesiones en la cabeza a Leonardo Briceño Mejías, agente de Polimiranda.

"Todo un comando unificado involucrado en hechos irregulares. Lo que ocurre es que el hampa no perdona cuando policías invaden su territorio", señaló un detective al analizar las atípicas circunstancias del evento que cada vez se hace más constante. Fuentes policiales señalaron que el móvil fue el reparto de un botín. Incluso las diligencias se encaminan a determinar si los funcionarios se encontraban involucrados en robos de condominios.

El 20 de octubre una pareja de sicarios dio muerte al sargento mayor de la PM, Gilberto Camacaro, en el puente La Yerbera de San Agustín. Las investigaciones que realiza la División contra Homicidios del Cicpc, en torno al asesinato del sargento, quien estaba en comisión de servicios en el recién creado Grupo de Trabajo contra el Crimen Organizado, también conocido como Brigada contra Bandas, apuntan a que los homicidas fueron contratados por un microtraficante de Antímano apodado "el Gocho José".

El delincuente es señalado de ser el autor intelectual de la muerte del sargento Camacaro. La pasada semana fue asesinado en la cárcel de Yare el cabo II de la PM José Fernández Soler, quien cumplía una condena por robo y homicidio.

Gustavo Rodríguez
EL UNIVERSAL


No hay comentarios: