lunes, 16 de noviembre de 2009

NOTICIAS DE SUCESOS (CIUDAD BOLIVAR)


10 asesinatos en menos de 48 horas



Yorman Márquez recibió un balazo en la cabeza Tres hombres fueron asesinados en Caroní entre la noche del sábado y este domingo, elevando a diez el número de personas que murieron a manos del hampa durante este fin de semana.

Yorman Márquez, de 28 años de edad, fue una de las víctimas. Este hombre fue ultimado la noche del sábado en la calle principal de la invasión El Llanito, en Puerto Ordaz. Recibió un balazo en la cabeza cuando, según sus familiares, iba hasta una bodega a comprar algunas cosas.

Familiares del muchacho comentaron que era de Caripito y hace seis meses que vino a San Félix a buscar una vida mejor. Dijeron que salió de la casa de sus allegados -en Nueva Chirica- durante la tarde del sábado y todo indica que fue hasta El Llanito a visitar a los familiares de la muchacha que era su novia.

Dolientes suponen que le dispararon en la cabeza para robarlo, pues efectivos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas de Ciudad Guayana les dijeron que cuando levantaron el cadáver no encontraron una sola pertenencia, como su teléfono celular, zapatos y su billetera con documentos y dinero.

Los sabuesos de la Policía científica levantaron el cadáver poco después de las 11:00 de la noche, por lo que suponen que el crimen ocurrió aproximadamente a las 10:00; sin embargo, las autoridades detallaron que una vez recibida la llamada de alerta de los vecinos nadie salió de sus casas, por lo que los pormenores de lo ocurrido son mínimos.

Quienes conocían a Márquez explicaron que había ido hasta El Llanito sólo en algunas ocasiones, por lo que descartaron que haya tenido enemigos y suponen que le dispararon para quitarle sus pertenencias.

“Lo mataron porque no sabía dónde estaba ni cuál era el riesgo que corría estando en ese sector que no conocía”, dijo un cuñado del occiso a las puertas del Cicpc.

De los asesinos de este joven hay muy pocas pistas, aunque efectivos de la Policía del estado Bolívar, adscritos a la Comisaría de Altos de Caroní, suponen que sean azotes de este sector.

Allegados a la víctima indicaron que desde hace unos cuatro meses trabajaba en una ferretería en San Félix y que dejó dos huérfanas.

Por una bolsa El domingo transcurrió con aparente calma hasta las 4:00 de la tarde, cuando en la calle Ramírez del centro de San Félix fue reportado otro homicidio. Esta vez la víctima fue un buhonero de nacionalidad colombiana, identificado por sus familiares como Efraín Tisoy, de 36 años de edad, quien murió luego de recibir una puñalada en el cuello.

Tisoy estuvo envuelto en una riña callejera en la que participaron dos de sus hijos y al menos cuatro barrenderos de una cooperativa dependiente de la Alcaldía de Caroní.

El origen de la batalla campal que terminó con una muerte fue por una bolsa, pues según testigos, a las 4:00 de la tarde uno de los hijos -de 10 años- de Tisoy lanzó una bolsa a calle que terminaba de ser limpiada por los aseadores.

“El barrendero vio que el carajito lanzó la bolsa y parece que le mentó la madre. Eso no le gustó a un hermano mayor y le reclamó. Se iban a entrar a golpes y después entró el muerto en el rollo”, dijo un efectivo de la PEB.

Según los testigos, la escaramuza donde había más de 10 personas terminó cuando el homicida tomó un pico de botella y cortó a Tisoy en el cuello, quien sólo minutos después murió en la Clínica Humana.

Efectivos de la Policía del estado Bolívar capturaron de manera preventiva a uno de los compañeros del homicida, pues además de estar involucrado en la trifulca, puede aportar datos que den la identificación de este hombre.

Otro en La Fortuna
A las 5:00 de la tarde de este domingo fue reportada la existencia de un cadáver en el asentamiento campesino La Fortuna de la vía a Caruachi, en San Félix.

Las autoridades explicaron que el individuo, de aproximadamente 30 años de edad, no portaba ninguna identificación y detallaron que recibió un disparo en el brazo derecho, otro en la cabeza y un tercer balazo en el cuello.

Uniformados de la PEB suponen que fue ejecutado en otro lugar y los homicidas se deshicieron del cadáver en este sector.

Con las diez personas que fueron asesinadas en Caroní durante el fin de semana, el número de crímenes ya llegan a 26 en lo que va de mes en Ciudad Guayana.

No hay comentarios: