lunes, 30 de noviembre de 2009

NOTICIAS DE SUCESOS (CARACAS)




Más de 20 robos semanales en cajeros ocurren en San Pedro
Vecinos de la parroquia organizan prevención a falta de seguridad policial


(Foto Cortesía)

Aunque es parte del escenario frecuente, a Mariela Calcaño no deja de sorprenderle y atemorizarle que casi todos los días, en especial al terminar la tarde, ve cómo una pareja de motorizados, no siempre los mismos (cree ella), roban a alguno de los usuarios del cajero automático del banco que se halla diagonal a su casa.

Y es que la avenida Las Ciencias de Los Chaguaramos es, para los asaltantes, su lugar de trabajo seguro. A pesar de que la parroquia San Pedro cuenta con una carpa principal de Caracas Segura y dos pequeñas con cuatro guardias nacionales, cuatro alcabalas móviles y la subdelegación del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas enclavada en medio de Santa Mónica, la zona es el territorio por excelencia de los robos a usuarios de cajeros automáticos y taquillas externas. Según fuentes del Cicpc, en una semana la subdelegación de Santa Mónica recibe al menos cuatro denuncias de asaltos en cajeros del sector; aun así admiten que los casos no denunciados deben ser muchos más que los conocidos por ellos.

Los vulnerables Víctor Mendoza, vecino de Santa Mónica y presidente de la Fundación Vecino Amigo, dice que estos delitos se han triplicado este año. Cuando en 2008 cada semana sabían de unos cinco o seis casos, ahora se trata de unos 20 en toda la parroquia. Mendoza relata que en una entidad bancaria en la avenida Arturo Michelena, en la esquina de la calle Codazzi, los vecinos, sólo la semana pasada, vieron cómo se llevaban a dos clientes en sus carros: revisan cuántas tarjetas tienen, dependiendo de eso les hacen un tour por cajeros automáticos, para luego dejarlos abandonados en algún sector de las afueras de Caracas.


Jaime Aznar, presidente de la Asociación de Vecinos de Los Chaguaramos, explica que el banco más vulnerable está en la avenida Las Ciencias junto al cruce que da a la autopista; allí, asegura, pueden ocurrir hasta cinco robos a la semana: "Una de las cosas es que los asaltos no se denuncian por la desconfianza en los cuerpos policiales porque mucha gente cree que hay efectivos metidos en eso". Frente a la Universidad Bolivariana, en una entidad bancaria, también los asaltos son a diario, sobre todo al atardecer.


La propia policía relata que hace unas pocas semanas una gerente de una entidad bancaria en la avenida Principal de Santa Mónica llamó a la Policía Metropolitana por la presencia de unos sujetos sospechosos a las afueras del banco: los uniformados llegaron y ya los hombres se habían ido, pero poco rato después un cliente denunció ante el Cicpc que lo habían robado a dos cuadras de la entidad cuando salió con el dinero.

Mendoza dice que los clientes de ese banco son, especialmente, víctimas de robo de motobanquistas que parecen manejar información de personas que retiran grandes sumas de dinero. Precisamente, para que la gente tome conciencia de la situación en los cajeros automáticos y el riesgo que se corre en las entidades bancarias, para esta semana está planteado un volanteo en la parroquia con la consigna: "No usar el cajero en horas nocturnas alarga la vida". Mendoza explica que hace unos meses el director nacional de Coordinación Policial del Ministerio de Interior y Justicia, Edgar Barrientos, inauguró la carpa de Los Ilustres, con 40 policías que serían para la parroquia San Pedro, pero ahora ellos van y esos funcionarios no están allí y, además, sólo tienen cinco motos y tres no funcionan.


"Mientras tanto los malandros tienen motos de alta cilindrada y buenas armas, y muchos PM tienen apenas un .38". Por esta razón los residentes de la parroquia están creando una red vecinal que colabore para prevenir este delito. Pero igual para controlar lo que está ocurriendo asegura que lo que se necesita son 20 policías en moto que hagan recorrido, porque las alcabalas han demostrado de sobra que no funcionan.

Laura Dávila TrueloEL UNIVERSAL

No hay comentarios: