sábado, 19 de septiembre de 2009

POLICIA NACIONAL


Policías de alcaldías y gobernaciones no desaparecen con creación de la Nacional

Foto: Archivo, ABN.
Caracas, 04 Sep. ABN (Emma Grand).-
Los cuerpos uniformados policiales creados por las alcaldías y gobernaciones del país no desaparecerán con la conformación de la Policía Nacional.
La Ley Orgánica del Servicio de Policía y del Cuerpo de Policía Nacional, sancionada en 2008, estipula los mandatos constitucionales de crear un cuerpo uniformado de policía nacional y de regular las competencias en materia policial en estados y municipios.
En Venezuela existen cinco policías nacionales (la Guardia Nacional (GN), el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), el Cuerpo Técnico de Vigilantes de Tránsito Terrestre (CVTT), la Dirección de Servicios de Investigación y Prevención (Disip) y la Policía Marítima) y 123 policías uniformadas, de las cuales 24 son estadales, incluye a la Policía Metropolitana (PM), y 99 municipales. 77 decretos y 21 leyes estadales En el país existen 21 leyes estadales y 77 decretos y ordenanzas municipales que regulan a los funcionarios policiales, esto es consecuencia de la “multiplicidad de policías” creadas en el país, dice un informe de la Comisión Nacional de la Reforma Policial (Conarepol), organismo que investigó la situación policial en Venezuela.
Y estas normativas han provocado “dispersión y falta de uniformidad en las características y estándares de actuación entre los distintos cuerpos. Señala el informe que en el país cada cuerpo policial se organiza de manera diferente, que hay grandes variaciones en la estructura y jerarquía en estos (16 escalas distintas, con rangos que varían en su denominación y definición), diversos criterios y procedimientos para ingreso, ascenso y retiros, disparidad en el tipo de armas que se utilizan, en los mecanismos y procedimientos disciplinarios, en los indicadores de desempeño, o en la duración, características y contenidos de la formación y adiestramiento de los agentes.
No obstante, con la promulgación de la Ley Orgánica del Servicio de Policía y del Cuerpo de Policía Nacional, las disposiciones contenidas en leyes nacionales, estadales u ordenanzas municipales contrarias a ésta quedaron derogadas, de manera de unificar y estandarizar a las policías que funcionan en el país.
Competencias policiales La Ley Orgánica del Servicio de Policía y del Cuerpo de Policía Nacional establece las nuevas competencias para las policías municipales, estadales y la nueva nacional. Las policías estadales y municipales, según la ley, darán servicio en su espacio territorial y ámbito de competencia, y estarán orientadas hacia actividades preventivas y de control del delito.
Los cuerpos de policía estadal tendrán la facultad de organizar personal entrenado y equipado para el control de reuniones y manifestaciones que comprometan el orden público, la paz social y la convivencia, y los cuerpos de policía municipal tendrán competencia exclusiva en materia administrativa propia del municipio y protección vecinal.
Los municipios podrán asociarse en mancomunidades para la prestación del servicio de policía. Por su parte, el cuerpo de policía nacional tendrá competencia en todo el territorio nacional en las siguientes áreas del servicio de policía: orden público, tránsito, fiscalización y aduanas, turismo, aeroportuaria, custodia diplomática y protección de personalidades, penitenciaria, migración, marítima, anticorrupción, sustancias estupefacientes y psicotrópicas, ambiental, delincuencia organizada, antisecuestro, seguridad alimentaria, grupos armados irregulares.
El Consejo General de Policía, instancia de participación y asesoría para coadyuvar a la definición, planificación y coordinación de las políticas públicas en materia del servicio de policía, así como el desempeño profesional del policía, creado por la Ley Orgánica que rige esta materia, tiene establecido incorporar a finales del año en curso a los primeros policías nacionales.
Agentes laborando El número de agentes policiales, según arrojan los datos recogidos por la Conarepol en los distintos cuerpos, es de 69.122. De estos, 58.178 corresponden a policías estadales, lo que representa un 84,17% de la fuerza de policía uniformada, mientras que 10.944 (15,83%) son agentes municipales. Si se suma a esto a los funcionarios de la Guardia Nacional, del CICPC y del Cuerpo de Vigilantes de Tránsito Terrestre, este número sería de 115.997. De acuerdo a esta última cifra, las policías civiles uniformadas (estadales y municipales), aportan el 59,59% de la fuerza policial del país.
Los estados con mayor número de cuerpos policiales son Miranda, con 21 (existen policías municipales en la totalidad de los municipios, además de la policía estadal), Anzoátegui con 13 y Zulia con 10. Entre las policías estadales que reúnen mayor cantidad de efectivos, se encuentran la Policía Metropolitana, con 5.212 funcionarios, el Cuerpo de Seguridad y Orden Público del estado Aragua, con 5.023, y la Policía de Miranda con 4.903. Entre las policías municipales que reúnen mayor cantidad de efectivos se encuentran el Instituto Autónomo de Seguridad y Transporte (Policía del Municipio Libertador), con 1.558 agentes, mientras que la Policía Municipal de Sucre (Miranda) cuenta con 889 agentes y la Policía Municipal de Chacao (Miranda) con 600. Los estados con mayor número de policías son Miranda (8.547), Distrito Capital (6.624) y Aragua (5.400). Policías por habitante En Venezuela, por cada 100.000 habitantes hay aproximadamente 255 funcionarios policiales.
Si se suman la Guardia Nacional y el CICPC, que frecuentemente cumplen funciones de policía preventiva, y el Cuerpo de Vigilantes de Tránsito Terrestre, esta cifra asciende a 429 policías por cada 100.000 habitantes.
No obstante, al considerar los estándares internacionales, la cifra de policías en Venezuela es muy superior a las medias en países con su mismo nivel de desarrollo.
En promedio, los países de menor desarrollo, por cada 100.000 habitantes cuentan con 173 policías, los en vía de desarrollo, cuentan con 350 y los desarrollados con 266. Sin embargo, en Venezuela, del número total de agentes policiales, aproximadamente un 11% está inactivo y 10% se encontraba en comisión de servicios o de vacaciones para el momento de recolección de la información por parte de la Conarepol en el año 2006. Del conjunto que resta, un 10% está destacado a funciones administrativas, mientras que del total de agentes operativos sólo un 52% realiza actividades relacionadas con la seguridad ciudadana (patrullaje e investigación), mientras el resto tienen como funciones asignadas la custodia de edificios, protección a personalidades, labores de transporte y logística, entre otras. Asimismo, la totalidad de funcionarios policiales en el país no es equitativa en todo el territorio nacional.
Mientras algunos estados superan la media nacional (que pasa los 400 funcionarios), otros, como los casos de Bolívar y Carabobo, evidencian claros déficit en el número de agentes disponibles. Estados que registran una ocurrencia relativamente baja de delitos como Portuguesa, Falcón, Monagas y Cojedes, tienen mayor número de policías por cada 100.000 habitantes.
El informe de la Conarepol destaca que estas asimetrías se hacen más evidentes en los municipios, probablemente por diferencias en las rentas locales, en que municipios con mayores rentas pueden pagar mayor cantidad de agentes policiales, mientras otros más pobres se encuentran relativamente desprotegidos.
Y cita el caso del municipio Chacao del estado Miranda, que por cada 100.000 habitantes tienen 1.171 policías, cifra que triplica el promedio nacional. Sin embargo, en el mismo estado Miranda, nueve de los 21 municipios (incluyendo el municipio Guaicaipuro y los municipios de los Valles del Tuy), registran fuertes déficit en el volumen de policías disponibles. Paradójicamente, los municipios con mayores rentas, probablemente presentarían menor volumen de delitos y menos demandas de servicios policiales, señala el informe de la Conarepol.
Incremento policial El aumento de la demanda social de mayor seguridad, y el rédito político y económico que otorga a las autoridades políticas el incremento de la oferta policial, se refleja en un crecimiento inusitado tanto del número de cuerpos policiales como de efectivos, señala el informe de la Conarepol.
Entre 1990 y 2006 se crearon 102 nuevas policías en el país, lo que supone un incremento de 363,64%. Desde el 98 hasta el 2006 se crearon 41 nuevos cuerpos.
Este crecimiento se debe, por un lado, al proceso de descentralización que se inicia a fines de 1989, que da lugar a un nuevo sujeto político de orden local, las crecientes demandas sociales de seguridad y la necesidad de consolidar el naciente poder de los alcaldes, que hará de las policías municipales un medio importante para lograr rédito político, dice el informe de la Conarepol. La primera policía municipal nace en un contexto pre-electoral.
Por otra parte, muchas de estas policías son creadas por alcaldías que miran con suspicacia la actuación de la policía estadal, generalmente bajo la tutela de gobiernos de signo opuesto.