jueves, 10 de septiembre de 2009

NOTICIAS DE SUCESOS (ANZOATEGUI)




Policía murió al recibir dos tiros y su asesino fue abatido después

El distinguido Rafael Alejandro Madera Cabrera (28) fue asesinado por un delincuente a eso de las 8:30 am de ayer. Una hora más tarde cayó ultimado su supuesto verdugo, identificado como Carlos Barón Quintana (22)

LIZARDO AGUILAR ROJAS

BAJA. Funcionarios ultimaron a presunto asesino de policía


BÚSQUEDA. Policías saltaron paredones tras los maleantesBARCELONA.- Un distinguido de la Policía del estado Anzoátegui (Polianzoátegui) y un supuesto delincuente cayeron ultimados en horas de la mañana de ayer en Barcelona. El hecho se produjo cuando el funcionario intentó frustrar un robo.
Rafael Alejandro Madera Cabrera, de 28 años de edad, era el nombre del efectivo. Estaba domiciliado en el sector Boyacá V, en la capital de AnzoáteguiEl presunto antisocial fue identificado como Carlos Barón Quintana, de 22 años, quien residía en la avenida Juan de Urpín de Barcelona.
Los acontecimientosTodo comenzó a las 8:00 de la mañana en la avenida Bermúdez de Barrio Sucre. Allí, una ciudadana que omitió su nombre por temor a represalias, contó que fue interceptada por un par de delincuentes, quienes la despojaron de Bs.F 40 mil en efectivo que iba a depositar en un banco.
El dinero provenía de las ventas de mercancía hechas por su esposo que labora como distribuidor de la empresa Polar. “Otros dos hombres miraban desde cierta distancia, como cantando la zona. Los cuatro salieron corriendo”.
Un testigo los siguió en su vehículo hasta la calle Oriente, cruce con la 23 de Enero del barrio El Espejo. “Dos de los ladrones habían chocado la moto en la que huían y les tiré el carro, pero igual siguieron corriendo”.
En ese momento, el distinguido de Polianzoátegui, uno de los encargados de patrullar la zona desde hacía una semana, sometió a uno de los maleantes (Barón Quintana). “Ví cuando el funcionario lo pegó contra la pared y creí que todo estaba bajo control.
Repentinamente escuché dos plomazos y al volver la mirada vi al agente que estaba tirado en el piso. Lo llevé al ambulatorio Martí Buffil, de Barrio Sucre, pero ya era tarde... estaba muerto”. Recibió dos tiros en el abdomen.
La búsquedaDe inmediato, comisiones de la Policía de Anzoátegui, Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) y Polibolívar desplegaron un operativo de búsqueda en El Espejo.Más disparos A las 9:30 de la mañana localizaron a Carlos Barón Quintana en uno de los callejones de la barriada, donde al parecer trataba de ocultarse.
Según fuentes policiales, se produjo un intercambio de disparos y el supuesto delincuente recibió tres balazos en el flanco izquierdo, pierna izquierda y abdomen”.En el sitio fue colectada una moto Empire, color rojo, y un revólver calibre 44 milímetros.
Los otros tres hombres huyeron del sitio. El dinero robado se lo llevaron los hampones que lograron escapar.Vida truncadaSegún relató América de Rojas, tía del distinguido Rafael Madera Cabrera, éste deja una niña en la orfandad.
El uniformado trabajó hasta hace una semana en el bulevar 5 de Julio de Barcelona y solicitó que lo cambiaran al lugar donde encontró la muerte.Duelo Funcionaros de la Fiscalía 19, que está a cargo de las investigaciones de los hechos ocurridos ayer, se presentaron en la morgue del hospital Luis Razetti. Más de 80 policías también audieron para expresar su pesar por la muerte de uno de sus compañeros.