jueves, 3 de septiembre de 2009

DEFENSORIA DEL PUEBLO


Defensoría del Pueblo pidió eliminar retén policial Alayón en Aragua

Caracas, 2 Sep. ABN.-
La Defensoría del Pueblo solicitó la eliminación del Centro de Atención al Detenido Alayón, ubicado en Maracay, estado Aragua, ya que no se adecúa a las necesidades constitucionales que garantizan el respeto a la dignidad humana.
Esta medida fue planteada y aprobada de forma unánime durante la cuarta mesa técnica que se realizó en el pasado mes de abril en esa ciudad y en la cual todos los representantes de los organismos asistentes coincidieron con su cierre definitivo, reveló el defensor especial con competencia nacional en el área de Asuntos Policiales de la Defensoría del Pueblo, Carlos Vargas.
Señaló que en esa reunión estuvieron presentes la dirección de Derechos Humanos del Ministerio del Poder Popular para Interior y Justicia, Fiscalía del Ministerio Público, Cuerpo de Bomberos, consejos comunales y el defensor delegado de Aragua.
Indicó que la iniciativa surge a raíz de una investigación por presunta violación de los derechos humanos revelada en un video que fue recibido en su despacho en enero de 2009, el cual ha sido promovido ante la fiscalía 20 del Ministerio Público del estado Aragua y ante la inspectoría general de ese cuerpo policial en Maracay.
Dijo que ante tal evidencia, la Defensoría pidió al presidente del circuito judicial de Aragua identificar a las víctimas de la presunta vulneración de sus derechos humanos tomando en cuenta que ellos estaban a la orden de los jueces cuando los presos debían estar en un retén judicial.
El Código Orgánico Procesal Penal (Copp) en su artículo 373 establece que dentro de las 12 horas siguientes a la detención pondrá al detenido a disposición del Ministerio Público, quien dentro de las 36 horas siguientes lo presentará ante el juez de control.
Sin embargo, esta normativa ha sido vulnerada permanentemente a pesar que el presidente del circuito judicial ha planteado a los jueces abstenerse de enviar detenidos, tanto procesados como penados a dicho recinto, resaltó y agregó que los funcionarios policiales no están formados para asumir las tareas de custodio y además todos los servicios están colapsados.
A esta situación se añade que la ubicación geográfica del centro es disociada en su entorno, pues está en un barrio del mismo nombre y a su alrededor hay dos colegios, lo que ha ocasionado malestar en los consejos comunales de la zona porque constituye un mal ejemplo para la población, especialmente, los estudiantes.
Precisó que el Cuerpo de Bomberos afirmó durante una inspección realizada que dicho recinto policial no reúne las condiciones de habitabilidad y por ello recomendó su clausura inmediata.
Vargas destacó que los beneficios de los cuales puede disfrutar un privado de libertad en un retén judicial, no son los mismos que en ese centro policial, según la Ley de Régimen Penitenciario .
Por último, observó que hasta ahora lo único que no ha sido definido es el destino que se le dará a ese recinto policial, razón por la cual formuló un llamado a las autoridades del MIJ para hacer realidad este planteamiento que ha tenido eco en todas las instituciones vinculadas con este problema.
El Centro de Atención al Detenido Alayón fue construido en la dictadura del general Eleazar López Contreras en 1936.
Inicialmente tenía una capacidad de 80 internos pero se conoce que superan en número los 150. Actualmente hay dos calabozos para hombres y uno para las mujeres.