viernes, 21 de agosto de 2009

NOTICIAS DE SUCESOS (REGION GUAYANA)


Ratifican sentencia por masacre de La Paragua



viernes, 21 de agosto de 2009


La masacre ocurrió en El Papelón de Turumbán, en septiembre de 2006 Fotos Archivo A las 3:00 de la madrugada de este jueves, la magistrada de juicio itinerante Virginia Bucarito, ratificó las sentencias que en diciembre de 2007 fueron emitidas contra 10 efectivos del Teatro de Operaciones Número 5 por la matanza -en septiembre de 2006- de seis mineros en el sector El Papelón de Turumbán de La Paragua
Rodolfo Martínez, fiscal segundo de Ciudad Bolívar con competencia en derechos fundamentales, acompañado del fiscal 42 con competencia nacional, Juan Carlos Ochoa, y el itinerante, Camilo Alcalá, presentaron el resultado de las investigaciones y demostraron que hubo un ajusticiamiento y exceso de las autoridades.

La magistrada aceptó los alegatos presentados nuevamente por el Ministerio Público, que constaban de más de 100 pruebas, entre los que figuraban la trayectoria balística, los protocolos de autopsia de todas las víctimas y los testimonios del único sobreviviente.
Las penas quedaron prácticamente intactas y dos de los imputados que en 2007 fueron condenados a 18 años, ahora deberán pasar 17 tras las rejas. Las condenas de los otros 8 acusados quedaron iguales, en 15 años y medio.

Delitos y condenas El subteniente José Rodríguez y el sargento primero Santiago Hernández, fueron acusados por el Ministerio Público por el delito de autores materiales de homicidio calificado con alevosía contra Luis Giovanni Lima Rondón y Raimundo Rosas Da Silva. Además les imputaron los delitos de uso indebido de armas de fuego y simulación de hecho punible, tras hacer pruebas balísticas a las armas de reglamento que portaban durante la mañana de ese 21 de septiembre.

En el juicio los fiscales demostraron que ambos funcionarios dispararon contra estos dos mineros y fueron penados con 17 años de presidio, uno menos que en 2007, cuando Tadeo Guerra los condenó a pasar 18 años tras las rejas.

El mayor Leonidas Fernández; el subteniente (Ej.) José Rodríguez; el sargento técnico de segunda César Rodríguez; los sargentos de primera José Luis Azócar y Emilio García; los sargentos de segunda José Perdomo y Gustavo Quintero; los cabos segundos José Rojas y Gabriel Ramos; fueron imputados por el delito de homicidio calificado con alevosía en grado de complicidad correspectiva en perjuicio de Bartolomé Nivaldo Sánchez, Romany García Rondón, José Rondón y Alves Barro Elieziu.

A criterio del Ministerio Público jamás se determinó cuál de ellos disparó contra cuál víctima y en las averiguaciones e interrogatorios, los uniformados no se delataron entre sí para individualizar la participación de cada uno de ellos.

Estos funcionarios fueron condenados a 15 años de cárcel porque además les imputaron los delitos de uso indebido de arma de fuego. A los 10 los acusaron de homicidio calificado con alevosía en grado de frustración y complicidad correspectiva contra Juan Felipe Lizardi, quien fue el único sobreviviente y pieza clave en las pesquisas.

En el proceso, los uniformados y sus defensores ratificaron el testimonio dado en un primer momento y dijeron que los fallecidos les dispararon al ver que sobrevolaban la mina que debía ser desalojada por órdenes del Ministerio del Ambiente.

Largo proceso Esta fue la segunda ocasión que los militares son enjuiciados por la masacre, pues la defensa apeló la decisión emitida en 2007 y es más que probable que antes que ésta se haga firme, los defensores de los acusados introduzcan otro documento ante la Corte de Apelaciones del estado Bolívar solicitando un nuevo proceso.

No hay comentarios: