viernes, 21 de agosto de 2009

(CICPC)



Viernes, 21 de Agosto de 2009 00:00 Luimary Sequera

Estar en el sitio equivocado a la hora equivocada, parece ser la fatal coincidencia que llevó a la muerte a los cinco jóvenes masacrados a tiros el domingo pasado dentro de una residencia del barrio San Antonio de Chivacoa, según se desprende de lo informado ayer, en rueda de prensa, por el subdirector nacional del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

El comisario Luis Fernández, quien atendió a los representantes de los medios de comunicación en el salón de prensa de la Gobernación del estado, acompañado del secretario de Seguridad Ciudadana de Yaracuy, Wilmer Alvarado y del jefe del Iapey, Joaquín Bazán, comenzó por destacar la efectividad lograda por los diferentes cuerpos policiales que coordinaron acciones para esclarecer en tiempo récord este quíntuple asesinato que conmocionó a la opinión pública nacional y, particularmente la regional.

Los detenidos
Reveló que un trabajo articulado de pesquisas con otros cuerpos de seguridad, iniciado inmediatamente que se conoció la masacre, permitió la obtención de importantes pistas que llevaron a la identificación de algunos de los presuntos implicados, quienes tras una intensa jornada de investigación a nivel de campo y de criminalística, condujo a la detención de cuatro presuntos responsables de la matanza, los cuales fueron identificados como Ángel Rafael Timaure Rodríguez (19), Eduardo Johan Lobatón (24), Pedro Luis Salazar Reyes (26) y Darwin Jesús Barboza Rodríguez (24) éste último funcionario policial del estado Yaracuy.

El subdirector nacional del Cipcp señaló que los sujetos aprehendidos forman parte de la terrible banda denominada “Los Sanguinarios” que opera en el centro del país y aparece como responsable de numerosos delitos contra la vida y los bienes de personas.

Las víctimas
La noche del domingo pasado un grupo de jóvenes se había reunido en una vivienda del barrio San Antonio de Chivacoa para planificar un viaje hacia la Montaña de Sorte, cuando intempestivamente, entre la oscuridad de la noche, aparecieron varios hombres armados que, sin mediar palabras comenzaron a disparar a mansalva sobre los alarmados muchachos.

En medio de esta balacera cayeron muertos Jesús Alberto Yánez Álvarez (18), María José Yánez Álvarez (19), Víctor Juan Arnáez Álvarez (24) Keliana Keile Villarroel Castillo (19) y María Geogina Yánez Álvarez (16).

Milagrosamente salvaron sus vidas otros cuatro jóvenes, dos de ellos, menores de edad, de 10 y 13 años que, aterrorizados, lograron ocultarse bajo una colchoneta y otros dos, identificados como Yohan Perozo de 27 y Carlos Figueroa de 18, que aprovechando la confusión lograron huir por la parte posterior de la vivienda.

La hora y el sitio equivocados
Pero ¿que pasó realmente? ¿Por qué los mataron? Según el comisario Fernández todo parece tener una diabólica relación con la muerte de los hermanos Edixon y Luis Manuel Mendoza Cárdenas, ajusticiados el 2 y el 30 de mayo pasado, respectivamente, en las cuales aparecen como autores materiales algunos de los integrantes de la banda “Los Sanguinarios”, incluyendo a su cabecilla, un sujeto de amplio prontuario policial conocido con el remoquete de “El Meñique”.

La relación del caso la guarda el hecho de que “El Meñique” había sido informado de que familiares de los Mendoza Cárdenas habían contratado a un grupo de “sicarios” para cobrar con sangre la muerte de sus parientes.
El domingo, la información le llegó de nuevo a “El Meñique” con la errada versión de que en una casa de San Antonio estaban tramando el golpe de venganza.

Es así como el jefe de “Los Sanguinarios” arma rápidamente a sus secuaces y decide adelantar los acontecimientos, tomando por sorpresa a los inadvertidos jóvenes sobre los cuales se lanza a punta de plomo y sangre.

Más detenciones
Fernández luego de detallar estas detenciones, anunció que no se descartaban otras capturas en las próximas horas, a cargo de funcionarios del cuerpo detectivesco que están siendo desplegados en el país. Sin embargo no puntualizó al respecto, “ya que prefieren mantener en reserva las acciones que se están tomando, todo en función de garantizar la efectividad de las investigaciones”.

Señaló que los detenidos, serán presentados por el Ministerio Público ante el tribunal de Primera Instancia de Control a los fines de de calificar su detención y realizar los procedimientos correspondientes.

Con esto -puntualizó Fernández- desde el punto de vista policial, de psquisa de campo y del trabajo criminalístico, se ha logrado determinar la responsabilidad de quienes participaron en este repudiable hecho y se le demuestra al pueblo venezolano la eficiencia policial.

No hay comentarios: