viernes, 31 de julio de 2009

POLICIAS DE CARACAS


Dice que el jefe de esa policía está incurso en muchos delitos

Comisario de la Policía de Caracas denunció irregularidades de la institución

Jenny Oropeza B.
El comisario jefe Jonny Montoya, quien hasta hace ocho días se desempeñaba como jefe de estadística de la Policía de Caracas, denunció ante este medio de comunicación con un grupo de diversos representantes de los colectivos del 23 de Enero al director de la policía de la mencionada institución comisario Renny Villaverde, dejando claro que él no debería continuar en su cargo; ya que ha sido expulsados de dos cuerpos de seguridad.
Montoya precisó que el comisario Villaverde, actualmente usurpa un cargo “según el artículo 32 de la Ley de Policía Nacional en sus ordinales 2 y 3 existe lo que se llama solvencia moral, no haber sido destituidos de ningún cuerpo policial”; con cartas en manos que avalan esta denuncia.
La emitida por la Efofac indica que el comisario Villaverde “fue dado de baja el 3 de noviembre de 1994 por medida disciplinaria”.
La carta emitida por la policía de Sucre indica “fue destituido por haber omitido información a su superioridad, al enterarse que ya había sido destituido de la Escuela de Formación de Agentes (Efofac)”: Asegura Montoya que su destitución fue ejecutada por el director de la Policía de Caracas “cumpliendo con mi trabajo le había realizado 14 denuncias de situaciones irregulares dentro de la institución a él… Además él ha expulsado a otros 94 funcionarios de manera ilegal”.
“Tiene denuncias en la fiscalía superior al intentar cambiar droga de alta pureza por basura”, dijo el comisario Montoya mostrando dicho expediente.
“Él se ampara diciendo que es compadre de Jorge Rodríguez, alcalde del Municipio Libertador y del ministro del Interior y Justicia, a quien les envié una megacarta donde le explico todos los delitos en el cual está incurso este funcionario policial”, aseguró.
“El comisario Villaverde está molesto por un libro que escribí de nombre Apología de un Policía Social donde se evidencia los actos de pedofilia contra menores de edad dentro de la institución”.
Finalmente Montoya solicitó al poder moral una intervención urgente de la Policía de Caracas “como venezolano, como ciudadano y profesional en gerencia policial.
Esta redactora llamó ayer en la tarde al despacho del jefe de Policaracas y al jefe de prensa del organismo, Lic. Marcos Polanco, quien aseguró que Villaverde contestaría la llamada, destinada a una réplica sobre el asunto, pero nada pasó.