viernes, 31 de julio de 2009

(ONA)



ONA: Hornos incineradores de drogas son de alta tecnología, ecológicos y pirolíticos


Viernes, 31 de Julio de 2009 12:25


(Redacción/MPPRIJ 31 de julio 2009) Los hornos incineradores de drogas inaugurados este viernes por el Gobierno Bolivariano de Venezuela son “pirolíticos, de alta tecnología y netamente ecológicos, autorizados por la Organización Mundial de la Salud y la Organización Mundial del Ambiente, compuestos de cuatro cámaras de gases que evitan la emisión de gases tóxicos”, informó el Presidente de la Oficina Nacional Antidrogas, Nestor Reverol, desde el estado Vargas.

El alto funcionario de la ONA ofreció una amplia explicación mientras recorría las instalaciones del Centro de Incineración para la destrucción de drogas ilícitas, ubicado en esa entidad, y que hoy inició operaciones en un evento presidido por el Ministro del Poder Popular para Relaciones Interiores y Justicia, Tareck El Aissami.

“Queremos resaltar también que este sistema va a permitir que Venezuela se convierta en el primer país del mundo con mayor capacidad de hornos incineradores exclusivamente para drogas ilícitas” anunció el coronel Nestor Reverol.

Explicó que el proceso de destrucción de droga pasa por varias estaciones: en la primera se hace un repesaje para verificar que el peso corresponde realmente al de la droga incautada por los cuerpos policiales en los diferentes procedimientos. Esto se realiza conjuntamente con funcionarios del Ministerio Público que chequea y queda registrada la cantidad pesada.

Este viernes también se encontraba presente el Juez 52 de Control, para la certificación de este procedimiento.

Luego pasan a la siguiente estación -prosiguió el coronel Reverol- donde se hace la toma de la muestra.
“En el día de hoy la funcionaria del CICPC, Vanesa Aguilar junto a otra experta del Laboratorio Central de la GNB toman una muestra de forma aleatoria de la cantidad incautada, ya debidamente pesada, conforme al seguimiento de las autoridades y en presencia del Ministerio Público del Juez 52 de Control, hacen el chequeo de manera final y definitiva, comparando la experticia para saber si tiene el mismo porcentaje de pureza que arrojó la prueba en el laboratorio del Cicpc o de la GNB, según el caso.
Esta prueba da resultados inmediatos de acuerdo a la coloración y al tipo de droga que se encuentre”.

En el día de hoy, al hacerse la prueba con el reactivo para determinar el tipo de sustancia dio como resultado el color azul que evidencia que estamos en presencia de la cocaína, explicó el presidente de la ONA.

“Posteriormente, pasamos a la tercera estación, que es el sistema automatizado de los hornos de tipo pirolítico”, prosiguió al referirse a estos artefactos de última tecnología en Europa con características especiales para la incineración de estupefacientes.

Esta tercera estación comprende tres fases. “La primera comprende el cargador automático y el acondicionamiento neumático.
La cantidad de droga es colocada en este recipiente y por acción de un gato hidráulico empuja la droga hacia el horno incinerador. La segunda, es la cámara de incineración de la droga y la tercera fase del sistema se encuentra en la parte superior del incinerador para la depuración de gases tóxicos a fin que la emisión de éstos hacia el medio ambiente, se realice de manera natural” concluyó el Presidente de la Oficina Nacional Antidrogas, Nestor Reverol,

(Prensa/MPPRIJ/ Sonia Gómez)