martes, 16 de junio de 2009

NOTICIAS DE SUCESOS (MIRANDA)


Alarma por inseguridad en Guarenas-Guatire
Siete secuestros se han registrado en dos semanas
Investigaciones no descartan que en grupo de plagiadores se encuentren uncionarios policiales activos de diversos cuerpos de seguridadLa industria del secuestro ha tomado auge en los municipios Plaza y Zamora, entre sus víctimas no sólo se encuentran comerciantes de origen lusitano sino también empresarios nacionales e hijos ejecutivos y de personalidades del mundo deportivo.

La alarma de inseguridad que reina en estos municipios mirandinos, se incrementa ante la falta de respuestas por parte de los cuerpos policiales y de seguridad del Estado que no han dado respuestas contundentes en torno a este delito que no cesa pese a que la Asamblea Nacional en reciente oportunidad acaba de aprobar la reforma de la Ley Antiextorsión y Secuestro con fuertes penas de cárcel de hasta 30 años de prisión.

Se está haciendo costumbre la noticia del secuestro, como el ocurrido esta semana con otro comerciante de origen portugués que fue plagiado luego de ser interceptado por sus captores cuando se encontraba llegando a su empresa en Guarenas.

La noticia en las poblaciones de Guarenas y Guatire corren como un pólvora, pero cuando se acude a la Delegación del Cicpc para indagar sobre secuestro alguno, no se ofrecen detalles del caso, bajo la respuesta de que los familiares no presentaron la denuncia ante este organismo,
En lo que va del año, las cifras indican que van mas de 30 los casos de secuestros ocurrido en el eje Guarenas Guatire, y entre los últimos plagios, se encuentran el secuestro del hijo del grandeliga Yorvit Torrealba junto a dos de sus tíos, así como en otro escenario el propietario de la fábrica de lanchas Intermarine.

A estos se suma, el secuestro del propietario de un centro de Billar, otro comerciante de venta de alimentos, el dueño de una ferretería de la zona y la hija de un ejecutivo de Pdvsa en Valle Arriba.

Asimismo, se corre el rumor entre fuentes allegadas a los cuerpos de seguridad que se puede tratar de una banda en la que no se descarta la presencia de efectivos policiales, por lo que se hace necesario que las víctimas o familiares procedan a denunciar de manera formal ante los organismos correspondientes. Martín Lobatón M. / mlmlobaton@hotmail.com