miércoles, 10 de junio de 2009

MINISTERIO PUBLICO



Tras las pruebas aportadas por el Ministerio Público, se ordenó el enjuiciamiento de 24 funcionarios de la Policía del estado Anzoátegui, quienes fueron acusados por su presunta responsabilidad en las muertes de los trabajadores de MMC Automotriz de Barcelona y Macusa, José Javier Marcano y Pedro Suárez, y las heridas ocasionados a otro ciudadano, hecho ocurrido el pasado 29 de enero en esa jurisdicción.

En la audiencia preliminar, la cual se inició el pasado 01 de junio y culminó este domingo 07 en horas de la madrugada, el fiscal 19° de Anzoátegui, José Luis Azuaje, ratificó la acusación contra Juan Carlos Álvarez, como autor material en el delito de homicidio calificado por motivos fútiles e innobles en perjuicio de Pedro Suárez.

También fueron ratificados los cargos por homicidio calificado en grado de complicidad correspectiva respecto a José Javier Marcano y homicidio calificado frustrado en grado de complicidad correspectiva en el caso de la persona que resultó herida; además de uso indebido de arma de fuego.

Asimismo, fueron acusados los funcionarios Johand González Villafranca, Manuel Torrealba, Alexander Capote, José Luis Suárez, José Lárez, Pedro Carrasco, Pedro Indriago, Juan Miraval, Rómulo Guarepero, Juan Guaicara, William Rojas, Leonardo Guaregua, Osmel Medina, Héctor García, Miguel Ramos, Tomás Chourio, Gabriel Febres, Yasmar Mejías, Neomar Oleagas, Richard Villafranca y Wilmer Rodríguez.

El representante del Ministerio Público presentó cargos por homicidio calificado por motivos fútiles e innobles en grado de cooperadores inmediatos en perjuicio de Pedro Suárez.

También, por el delito de homicidio calificado en grado de complicidad correspectiva acerca de Marcano; además de homicidio calificado frustrado en grado de complicidad correspectiva en relación con la víctima herida.

Adicionalmente, los funcionarios Capote, Suárez, Lárez, Carrasco, Indriago, Miraval, Guarepero, Guaicara, Rojas, Guaregua, Medina, García, Ramos, Chourio y Febres fueron acusados por uso indebido de arma de fuego. Además, Febres fue acusado por porte ilícito de arma de fuego, por cuanto el día del hecho portaba un arma no permisada.

Mientras, los funcionarios Tito Viera y Anthony Febres Yacua fueron acusados por los homicidios de Suárez y Marcano y homicidio frustrado; el primero como cómplice necesario y el segundo de estos como encubridor.
Adicionalmente, Febres Yacua fue acusado por el delito de falsificación de documentos públicos.

En tal sentido, el Tribunal 5° en funciones de Control del estado Anzoátegui admitió la acusación y las pruebas presentadas por el Ministerio Público, con excepción del delito de falsificación de documentos en contra de Febres Yacua. En este caso el Juzgado cambió la calificación jurídica por el delito de alteración de documento.

El Juzgado mantuvo la medida de privación contra 20 de los funcionarios y dictó medidas cautelares de presentación periódica cada 15 días y prohibición de salida de la jurisdicción para Héctor García, Leonardo Guaregua, Pedro Indriago y William Rojas. Al tiempo que ordenó el enjuiciamiento de los 24 funcionarios policiales.

La situación ocurrió cuando aproximadamente 1.200 operarios de la ensambladora MMC Automotriz habrían tomado esta planta en reclamo de sus beneficios laborales, en rechazo a una orden tribunalicia en relación con los amparos laboral y mercantil a favor de la empresa.

Al parecer, los jueces encargados de los Juzgados 1° y 2° de Ejecución se presentaron en el sitio con policías, a quienes les habrían ordenado cortar una cadena que tenía la puerta de la empresa, lo que produjo una alteración del orden público, y tras escucharse varios disparos ocurrieron las muertes de los referidos ciudadanos y las heridas ocasionadas a la otra persona.

Vía Ministerio Público