lunes, 18 de mayo de 2009

NOTICIAS DE SUCESOS (ZULIA)


Los habitantes aterrados Panfletos de la muerte y actividades paramilitares en Maracaibo

Seis hombres armados tipo comando sometieron a 8 jóvenes en Lomitas del Zulia. Hace 3 semanas arrojaron panfletos anunciando una "limpieza social" en Libertador. Marabinos reclaman más patrullaje de la policía local.
“Armados ‘hasta los dientes’ llegaron los hombres tipo comando y nos pusieron contra la pared para revisarnos. Dijeron que, si nos veían otra vez hablando en la esquina, nos iban a joder”.

(FOTO: Archivo) Comandos paramilitares acosan al Zulia

Así relató Francisco (nombre ficticio de un joven, de 17 años) cómo fue amenazado de muerte junto con otros siete jóvenes por un presunto “grupo exterminio” en el sector Lomitas del Zulia, parroquia Francisco Eugenio Bustamante, el pasado 24 de abril, a las 8:00 pm.

La parroquia Francisco Eugenio Bustamante, con 93.967 habitantes, es la más acechada por el “escuadrón de la muerte”.

En total, son 11 sectores alarmados por la presencia de un grupo violento que busca hacer justicia por su cuenta.

El joven denunció que dos días antes de que los hombres llegaran al barrio, los residentes de la calle 60B-1 de Lomitas del Zulia, se levantaron asombrados al encontrar una hoja en las puertas de las casas, en la que advertían una “limpieza social” debido al auge de la delincuencia en Maracaibo.

El pánico se apoderó de la zona, pues el despliegue de los sujetos recordó la amenaza de los “panfletos de la muerte” que circulan en la ciudad y otros municipios, desde hace casi dos meses.

Francisco recordó que seis hombres armados bajaron de un Ford Fiesta Power gris y lo acorralaron cuando conversaba con otros muchachos. “Uno de ellos quiso irse en una bicicleta, pero lo apuntaron con una pistola y lo revisaron para saber si estaba armado”, contó el testigo.

Un vecino intervino en la situación. Aseguró que los muchachos eran sanos y pidió que los dejaran. “Bueno, se van. Pero si los volvemos a ver en la calle, no respondemos”, dijo uno de los sujetos, con voz ronca y vestido con franela y gorra azul oscura, antes de escapar.

Desde ese momento, los residentes han cambiado su rutina y viven asustados porque los hombres amenazaron con matar, en los próximos días, a todos aquellos que tuvieran antecedentes.

De igual forma ocurrió una situación hace una semana, en el barrio Libertador, ubicado en la misma parroquia, cuando varios hombres encapuchados gritaron a los transeúntes que acabarían con los delincuentes y traficantes de drogas, según contó Adolfo Jacobo, un taxista marabino.

“Hace 20 días, un amigo me mostró un volante que arrojaron unos tipos a la calle, diciendo que iban a matar a los ladrones, sin importar que perdieran la vida algunos inocentes ”, dijo un residente de la avenida 95 del mencionado barrio, quien pidió no ser identificado.

Añadió que desde ese momento, los vecinos se encierran
en sus casas a partir de las 7:00 de la noche, por miedo “a quedar entre el tiroteo”.

“Nos preocupa el poco patrullaje. Ya no podemos estar en el frente de las casas por la inseguridad y mucho menos ahora con la amenaza de los panfletos”, dijo Eduardo Rincón, electricista del barrio Lomitas del Zulia, al oeste de Maracaibo.

Su versión coincidió con la del comisario Jotny Márquez, jefe del Cicpc-Maracaibo, quien cuestionó las labores de prevención de la Policía Regional debido al incremento de los crímenes.

En el barrio José Antonio Páez, adyacente a Lomitas del Zulia, también están alarmados por la aparición de los panfletos.

Aura Medina, una ama de casa de 47 años, dijo que, luego de la distribución de las hojas, han transitado por el sector varios autos sospechosos, en horas de la noche. “Nos da miedo que le hagan como a esos muchachos que se los llevaron de sus casas y luego los mataron”, comentó Medina, refiriéndose al caso de los jóvenes que fueron sacados del barrio La Chinita, al sur de la ciudad, el pasado 18 de abril.

Sobre este caso, familiares de los fallecidos acudieron al Cicpc y a la Defensoría del Pueblo para pedir justicia por sus seres queridos. “Hasta los momentos, sabemos que llamaron a declarar a varios policías municipales que estarían involucrados y esperamos que aclaren lo que pasó”, dijo Aída Rodríguez, madre de Jender Soto, asesinado a tiros.

Un vocero ligado al Cicpc informó que cinco funcionarios de Polimaracaibo fueron citados para rendir declaraciones sobre los acontecimientos. Sin embargo, una fuente tribunalicia negó, por el momento, que los oficiales estén involucrados directamente con los asesinatos.

Los panfletos colocados en Maracaibo tienen el mismo contenido de lo que circularon en Colombia durante el año 2008.

Aporrea / Panorama digital /YVKE Mundial
Fecha: 17/05/2009
- Director:
Santos García Zapata
- Teléfono:
414.466.80.57
- E-mail:
disonancias@hotmail.com