miércoles, 8 de abril de 2009

CICPC


Cicpc atrapa a pedófilo que traficaba con videos a traves de la Web

La investigación tiene su origen el pasado 14 de enero de 2008 en España, donde la Brigada Contra la Pornografía Infantil de la Policía Española logra detectar en la red pública de Internet la descarga de ficheros con material pornográfico.
El uso de la dirección IP orientó a los investigadores en el procedimiento de obtención de información; siendo mediante la clasificación de direccionamiento que se pudo conocer el punto de conexión, correspondiendo geográficamente a Venezuela.
Posteriormente, en el mes de septiembre de 2008, INTERPOL España, reporta el manejo de programas de descargas de ficheros denominados “Emule” y “eDONKEY2000” con contenido pornográfico infantil, los cuales eran utilizados para fraccionar archivos que facilitaban su descarga. La Investigación A partir del cruce de información entre la Policía Internacional y el CICPC, funcionarios de la División Contra los Delitos Informáticos inician, el 20 de octubre de 2008, una ardua investigación la cual determina que los archivos compartidos por los usuarios eran fraccionados en pequeñas porciones.
Asimismo se estableció que luego de descargadas las fracciones de archivo, automáticamente se distribuían, poniéndola a la disposición del resto de los usuarios de la red.Tras el procesamiento de estas primeras evidencias, se realizó un análisis de trazas y búsqueda en la red a través de Informática Forense, dando como resultado la identificación del suscriptor de servicios de la red, quien lleva por nombre Adelmo José Castillo Labrador.
Según los técnicos del CICPC, esta persona utilizó el programa “Nintendo DS Emulator Working UIT Roms. Zip”, para descargar y compartir archivos con formato de video e imagen, cuyo contenido almacenaba pornografía infantil que enviaba a grupos denominados “pedófilos”, residentes en España.Luego de determinar su responsabilidad en los hechos, a través de un minucioso monitoreo en la red pública, el Ministerio Público solicitó una orden de allanamiento al Juzgado Séptimo de Control, para su captura y localización de evidencias de interés criminalístico.
Tras ser allanada la vivienda marcada con el número 1-35, situada en la Carrera 3, localidad de Táriba, en el estado Táchira, se pudo colectar una Laptop marca Lenovo, un disco duro marca Seagate de 40 GB y otro marca Western Digital de 160 GB, siendo en este último donde se localizaron los registros videográficos.