lunes, 2 de marzo de 2009

NOTICIAS DE SUCESOS (TACHIRA)



Las autoridades trabajan sobre el caso. Esperan liberación de una liceísta y un ganadero

Especial San Cristóbal

Amigos y familiares de dos personas secuestradas recientemente, en distintos sectores del Táchira, esperan verlas regresar prontamente a sus hogares, sanas y salvas.

En los respectivos casos, se trata de un ganadero y una joven liceísta, quienes aparentemente se encuentran aún en manos de sus secuestradores.

En el primero de los hechos, el productor agrícola Ismael Cacique Gómez Quiroz, de 49 años, fue secuestrado por cinco delincuentes fuertemente armados, de los cuales dos fueron capturados por la Policía del Táchira.

Gómez Quiroz fue obligado a irse con los plagiarios luego de que irrumpieran en la finca "La Botija", en el caserío del mismo nombre, en Las Mesas de Seboruco, municipio Antonio Rómulo Costa.

Los delincuentes ingresaron a la hacienda de Gómez Quiroz, portando armas cortas, y tras someter a los empleados y a la esposa de la víctima, se lo llevaron en un vehículo, de características desconocidas.

Antes de marcharse, despojaron de los teléfonos celulares a los empleados, a fin de ganar tiempo y demorar la denuncia sobre el hecho ante los organismos correspondientes.

Las autoridades fueron advertidas sobre el hecho y con ello se logró la captura de dos de los presuntos secuestradores en un sector de La Fría, municipio García de Hevia, por parte de funcionarios de Politáchira.

Se presume que luego de secuestrar a Gómez Quiroz, los delincuentes hicieron trasbordo y tomaron dos vehículos diferentes: uno en el cual huyeron con la víctima con rumbo desconocido, y otro, en el cual se movilizaron los detenidos.

El caso de la adolescente
Sobre el plagio de la liceísta de 17 años de edad, María Gabriela Ayala, quien fuera secuestrada por delincuentes hace cerca de dos semanas, es poco lo que se logró conocer, sólo que fue en horas de la noche del 17 de febrero, en el trayecto entre la casa de un familiar y la suya, entre el barrio El Carmen y la parte alta de la ciudad, en la urbanización Colinas de Antarajú.Se presume que la joven fue interceptada por los antisociales cuando se movilizaba en su vehículo, Toyota Yaris, color negro, que también se encuentra desaparecido.