viernes, 20 de marzo de 2009

NOTICIAS DE SUCESOS POLICIA METROPOLITANA

Dispararon sin motivo aparente Menor de 13 años fue abatido a tiros por agentes de la Metropolitana

Oropeza B.
De irresponsables y asesinos catalogaron los habitantes asentados en el barrio "Hugo Chávez Frías", situado en Turmerito, a cinco funcionarios de la Policía Metropolitana que se presentaron disparando hacia todos lados sin motivo aparente en ese terreno, hasta que algunos proyectiles alcanzaron a Jean Carlos Rondón de 13 años de edad quien falleció cuando los vecinos intentaron auxiliarlo.
Karina Rondón, madre de la víctima, aseguró que el joven regresaba a casa luego de cumplir su jornada de trabajo de lavado y engrase en un autolavado. "Somos muy pobres y él dejó de estudiar para poder ayudarme… pobrecito sólo llegó hasta el sexto grado, así me ayudaba a mí y a sus otros dos hermanos", dijo. Según cuenta, llegaron 5 funcionarios de la PM como a las 5:30 de la tarde de ayer, disparando y recibió un tiro en el corazón, cuando los policías se dieron cuenta que habían matado a un menor de edad, comenzaron a gritar "murió un menor, regresen a buscar los cartuchos", pero una de las vecinas tuvo tiempo de recogerlos para que no se los llevaran. Por su parte Blanca Rondón, tía del niño y luchadora social, realizó un llamado al gobierno central sobre todo al presidente de la República, Hugo Chávez Frías, a fin de que se haga justicia, "por que no podemos permitir que estos hechos sigan sucediendo, pido justicia mi sobrino hasta dejó de trabajar para ayudar a su madre, aquí en el barrio habitamos 115 familias, y lo hemos levantado con nuestro esfuerzo, yo soy una luchadora social", desconoce las razones por las cuales la policía llegó disparando, pues "nunca acuden al barrio, hay testigos de lo que decimos" y según su relato hasta cada rincón del barrio habla, allí quedaron plasmadas en casas y paredes, las balas de los policías.
Desconocen hasta los momentos a qué destacamento están adscritos los funcionarios "criminales. Que mataron a mi sobrino".
Destacó que otras personas inocentes pudieron haber muerto, "pues a esa hora es que llegan los habitantes del trabajo y los niños de las escuelas", comentó. Indicó además que ahora los efectivos policiales quieren deshonrar el nombre de su sobrino, indicando que se trató de un enfrentamiento policial. Dijo Rondón que los uniformados habían indicado que se acercaron a la zona al recibir un llamado de una situación irregular en el sector "pero eso es mentira, allí todos somos sanos y nos conocemos, fundamos ese barrio hace cinco años", agregó.