lunes, 16 de marzo de 2009

NOTICIAS DE SUCESOS (MIRANDA)


A solicitud del Ministerio Público, fueron privados de libertad 10 funcionarios de la Policía del estado Miranda, presuntamente por haber incurrido en los delitos de concusión y robo agravado en perjuicio de un ciudadano, hecho ocurrido el pasado 12 de marzo del presente año.

Las fiscales 65° nacional y 4° de Miranda, María Teresa Cortes y Jenny González, respectivamente, imputaron al inspector jefe Néstor Porras, al inspector Gredy Urbina y a los detectives Elio Zulueta, Jean Carlos Carrero, José Rosales, Junior José Alarcón, José Luis Albizú y Leonardo Paredes, por la presunta comisión de los delitos de robo agravado, concusión y asociación para delinquir.

Asimismo, las fiscales del caso imputaron a los agentes Javier Beltrán y Víctor Manuel Lucena, por los delitos antes mencionados.

En tal sentido, el Tribunal 1° en funciones de Control de Miranda, donde se realizó la audiencia de presentación, fijó como sitio de reclusión para los funcionarios policiales, la Zona 2 de la Policía Metropolitana, en Caracas mientras el Ministerio Público presenta el acto conclusivo en el lapso correspondiente.

De acuerdo con la investigación preliminar, los hoy imputados habrían realizado un allanamiento a la vivienda de la víctima, y bajo amenaza, lo habrían despojado de algunas pertenencias de gran valor económico.

Desde ese momento, los funcionarios, vía telefónica, habrían amenazado a la víctima hasta hacerle prometer la entrega futura de 40 mil bolívares fuertes.

Ante tal situación, la víctima acudió a la Policía de Zamora para efectuar la denuncia, y posteriormente, este cuerpo policial notificaría al Ministerio Público.

El viernes 13 de marzo, se habría conformado una comisión de funcionarios que acompañarían a la víctima para hacer entrega del dinero solicitado.

En el lugar acordado, el sector El Castillejo, en el estado Miranda, habrían llegado dos funcionarios de la Policía de esa jurisdicción, en una moto sin placa. Uno de ellos se bajó y se acercó a la víctima para hacerle entrega de dos bolsos con parte de las pertenencias que presuntamente le habían robado, mientras Vargas entregaba un paquete que simulaba tener dinero efectivo.

Seguidamente, los funcionarios de la Policía de Zamora aprehendieron al efectivo policial que efectuaba el intercambio, mientras, el otro se dio a la fuga en la moto.

Ese mismo día, fueron aprehendidos ocho funcionarios en la sede de la Policía del referido estado, en virtud del señalamiento directo que le hiciera la víctima.

Finalmente, funcionarios de Asuntos Internos de la Policía de Miranda, aprehendieron al funcionario que se habría fugado en la moto, previa solicitud de la fiscal 4° de esa jurisdicción, la cual fue acordada por el Tribunal 2° de Control, extensión Barlovento, del estado Miranda.