miércoles, 25 de febrero de 2009

NOTICIAS DE SUCESOS (BARINAS)




LO EMBOSCARON FRENTE A SU RESIDENCIA: ACRIBILLADO A TIROS JEFE DE LA BRIGADA VECINAL "CARLOS MÁRQUEZ"

(César Villamizar Trejo).-
Una ráfaga a tiros se escuchó como truenos a las tres de la tarde de ayer en la avenida dos del barrio Carlos Márquez, donde desde un vehículo un sujeto disparaba sin cesar. Daniel Hernández, jefe de la brigada de seguridad vecinal del sector, se desplomaba de la motocicleta que tripulaba para caer sin vida justo frente a su residencia.

Más de doce impactos de bala recibió el brigadista de 33 años de edad antes de sucumbir bocarriba, sin despegarse de la moto Jaguar negra. Un charco de sangre se espesaba bajo el cuerpo inerte del joven trabajador ante la mirada consternada de decenas de vecinos que rodearon la escena del crimen.

¡No puede ser que hayan matado a Daniel de esa manera..!, exclamaba, entre llantos y compungido, un amigo cercano del ahora occiso.

"Yo estaba de visita en la casa de Daniel y me estaba despidiendo cuando de repente escuché los tiros. Gracias a Dios que no llegué al portón porque si no quizás me hubieran matado también", adicionó el amigo de Hernández.

La plomazón se escuchó sonoramente frente a la residencia de los Hernández, ubicada en la avenida dos, entre calles 7 u 8 del referido barrio.

Un portón azul claro es la entrada principal a la habitación donde el brigadista de seguridad vecinal de 33 años se aprestaba a descansar, luego de haber realizado varias diligencias a bordo de su motocicleta Jaguar.

Pero nunca pudo abrirlo. Cuando estaba a punto de llegar allí, una lluvia de plomo lo dejó sin vida.
"Pareciera que lo estaban esperando que llegara a su casa. Es muy probable que los asesinos le hayan montado cacería cerca de la casa hasta que lo vieron llegar", refirió una de las brigadistas vecinales del sector, quien pidió que no la identificaran en esa declaración pública.

Las primeras pesquisas practicadas por sabuesos de la Policía Científica, subdelegación Barinas, indican que Daniel Hernández fue objeto de una venganza por motivos que faltan por determinarse.

Por la manera en que lo asesinaron y la saña con que actuaron los homicidas, no cabe duda que se trató de un pase de factura.
Más de quince casquillos de proyectiles 9 mm fueron recogidos por los investigadores policiales alrededor del cadáver del infortunado brigadista.

El ahora occiso contabilizaba cinco años como jefe de la brigada de seguridad vecinal del barrio Carlos Márquez de esta ciudad, donde la comunidad supo agradecerle sus inquietudes.

El coordinador regional de las brigadas de seguridad vecinal, Fernando Azuaje, indicó que Hernández se había ganado el aprecio de la comunidad de Carlos Márquez por su valentía y su coraje para dirigir en un sector no tan fácil de llevar las cosas.

"Llevaba cinco años haciendo bien las cosas. Nos sorprende esta muerte, pero se trata de un nuevo ejemplo de que los brigadistas estamos expuestos a cualquier peligro y ello debe llamar a la reflexión", señaló Azuaje.

Al sitio del lamentable suceso se trasladaron comisiones de la Policía del Estado Barinas, Desur de la Guardia Nacional y del Cicpc, cuyos expertos se encargaron de practicar la planimetría y de trasladar el cadáver a la morgue de ese cuerpo detectivesco