miércoles, 18 de febrero de 2009

NOTICIAS DE SUCESOS (ARAGUA)


Durante el enfrentamiento entre sindicalistas, un vehículo moto y una Pick Up fueron incendiados por los enardecidos obreros.


Tres dirigentes sindicales de la UBT seccional Mariño, fueron asesinados ayer durante la batalla campal que se escenificó en las inmediaciones del Mercado de Mayoristas de La Morita, ubicado en la avenida Intercomunal Turmero - Maracay.

Enfrentamiento entre miembros de la UBT se produjo en el Mercado de Mayoristas
Tres muertos dejó reyerta entre sindicalistas

* El primero de los trabajadores falleció luego que le incrustaran una cabilla en la cabeza. Sus otros dos compañeros murieron en el HCM, víctimas de politraumatismos severos.

Rhena Barrios. Fotos: Eleazar Urbaez

Tres dirigentes sindicales de la UBT seccional Mariño, fueron asesinados ayer durante la batalla campal que se escenificó en las inmediaciones del Mercado de Mayoristas de La Morita, ubicado en la avenida Intercomunal Turmero - Maracay.
Tres sindicalistas de la Unión Bolivariana de Trabajadores (UBT) seccional Aragua, fallecieron ayer víctimas de un violento enfrentamiento entre miembros de la misma central obrera, pero pertenecientes al ámbito nacional y regional.
Los trabajadores muertos fueron identificados como Manuel Felipe Araujo, de 34 años; Darwin González, de 23 años y Daniel Pérez Muñoz, de 26 años. El trío falleció la tarde de ayer en el HCM, donde ingresaron presentando politraumatismos generalizados. El primero de ellos, Araujo, prácticamente ingresó muerto luego que otro dirigente sindical incrustara una cabilla en su cabeza. Sus compañeros expiraron pocas horas después por las múltiples y graves contusiones en varias partes de sus cuerpos.

La reyerta se escenificó en las inmediaciones del Mercado de Mayoristas de La Morita. Según relataron los testigos, pasadas las 11:00 de la mañana de ayer, representantes de la UBT nacional y regional se encontraron en una obra de construcción que se adelanta en el Mercado de Mayorista y emprendieron una trifulca que desencadenó la muerte de los tres dirigentes.

Los vendedores en el lugar se mostraron abismados ante la situación agresiva que se generó por una lucha sindical que parece no estar fundamentada. Al ser consultados, representantes sindicales presentes en el sitio manifestaron que el enfrentamiento entre la dirigencia sindical se ha agudizado durante los últimos años, por lo que esperan una actuación urgente del Estado sobre esta nueva realidad que afecta a la masa trabajadora. "Decenas de sindicalistas han sido asesinados en medio de esta lucha que parece no tener fin. Es hora de que el Estado asuma esta problemática de la masa trabajadora y ponga freno de una vez por todas a la situación", manifestó Nampey Ramírez, secretario de Reclamos de la UBT Aragua.

UNA GOLPIZA BESTIAL
Durante el enfrentamiento entre sindicalistas, un vehículo moto y una Pick Up fueron incendiados por los enardecidos obreros.
Durante el escenario violento registrado en el Mercado de Mayoristas los sindicalistas recibieron una bestial golpiza propinada con objetos contundentes como machetes, piedras y bates. No faltaron las cabillas que sirvieron de armas punzopenetrantes y que cobraron la primera de las tres víctimas.
Los pozos de sangre en los puestos de venta de verduras reflejaban la extrema violencia que se escenificó durante el enfrentamiento de los trabajadores de la construcción.
En el hecho otros individuos, que supuestamente accionaron sus armas de fuego, fueron detenidos por las autoridades policiales que se encontraban en el sitio. De acuerdo a las versiones extraoficiales recabadas entre los presentes, Víctor Salazar, ex funcionario policial del estado Aragua, fue responsabilizado de haber originado las lesiones al sindicalista hoy fallecido y por ende fue aprehendido por los uniformados de azul. Sin embargo, resta esperar el inicio de las averiguaciones policiales para determinar oficialmente las responsabilidades sobre el caso.

VIOLENCIA DESATADA

Ante este tipo de hechos todo parece indicar que la intención real de la lucha sindical se ha ido desvirtuando paulatinamente en el país y en la actualidad sindicalistas, incluso de la misma corriente política, se mantienen enfrentados en función de preservar algunos intereses particulares. Este dramático suceso se suma a la ya larga lista de decesos de sindicalistas caídos a manos de sicarios en lo que se presume sea la lucha por cuotas de poder.