jueves, 19 de febrero de 2009

NACIONALES (UNES)


Preocupa formación de todas las policías con una misma línea
La Universidad de la Seguridad abarcará hasta a los bomberos


La directora de la Conarepol asegura que en Venezuela ningún cuerpo policíal tiene un diseño curricular de estudios articulado
(Kisaí Mendoza)

Desde que con el Decreto 6.616 del pasado 13 de febrero se creó la Universidad Nacional Ex- perimental de la Seguridad (UNES), algunos directores de los institutos de formación han sostenido reuniones para determinar cómo cambiará la formación de sus policías.
Aseguran que no es lo mismo preparar a un funcionario de investigación científica, cuya técnica para trabajar es igual en todo el país, que a una policía de prevención en La Guaira o en Anzoátegui, hasta la formación de un bombero.
El decreto establece "la formación inicial y permanente bajo criterios comunes" para los efectivos. Incluirá a bomberos, protección civil, investigadores científicos, efectivos de atención penitenciaria, además de la policía uniformada.
El director del Instituto Universitario de Policía de Miranda, comisario Javier Gorriño, explica que cada policía tiene una serie de características que son innatas a ellas: "No es lo mismo ser policía de Vargas que en El Hatillo por un tema de estructura: las academias forman policías preventivas para una determinada zona con unas características específicas.
De 62 instituciones a una En Venezuela existen 62 escuelas e institutos de formación: los principales son el Instituto Universitario de Policía Científica (Iupolc), que llega a la maestría y el Instituto Universitario de Policía Metropolitana. Además hay seis escuelas regionales dependientes del MIJ; 18 centros de formación policial de los municipios; 36 cuerpos que tienen sus propios programas no permanentes, y tres municipios con programas propios que funcionan en instituciones de educación superior.
Para la directora de la Comisión Nacional para la Reforma Policial, Soraya El Achkar, en cuyo proyecto se incluía la creación de esta UNES, este paso es muy importante para resolver el problema de que cada quien impone su criterio en materia de formación y algunas policías sean "un pequeño ejército".
Dice que creada la UNES se debe instalar un consejo superior que diseñe medidas a corto, mediano y largo plazo, y que se ocupe del diseño curricular.
Asegura que, según el estudio hecho por la Conarepol, ninguna policía del país tiene un pénsum articulado; para este diseño se podrían revisar experiencias exitosas en el exterior. Para El Achkar, la idea es que en el lapso de un año esté funcionando la UNES.
Ahora vendría un tiempo para la creación de los programas de estudio diseñados por el Ejecutivo en acuerdo con autoridades estatales y municipales; y tienen que ser los ministerios de Educación Superior y el de Interior y Justicia, quienes decidan una política nacional para la formación. Asegura que la universidad tendrá que hacer poco a poco el trabajo de incorporar a los funcionarios activos.
Dice "no es una universidad solamente para formar nuevos policías, sino la preparación continua, desde la entrada hasta la jubilación".
Para el comisario Alberto Morales Gómez, antiguo subdirector de Iupolc, que es reconocida por el Consejo Nacional de Universidades, el perfil de un policía no es el mismo que el de otro, pues no es lo mismo un funcionario de represión que otro de investigación. Considera que debería haber un pénsum discutido que tenga aspectos en común, criterios de base unificados, pero más allá de eso "es prioritario definir el policía qué queremos; formarlo muy bien y hacerle seguimiento: supervisión y gerencia".
Cree que la unificación que significa la UNES es muy compleja y aunque esto redundaría en la seguridad ciudadana, no resuelve la violencia, para ello hacen falta primero políticas coherentes de seguridad.

Laura Dávila TrueloEL UNIVERSAL