sábado, 24 de enero de 2009

NOTICIAS DE SUCESOS (YARACUY)



Detienen a cuatro policías de Yaracuy por homicidio del ex diputado larense

Comisarios Carlos Rodríguez, jefe del CICPC-Lara, y José Antonio Cáceres, jefe del CICPC-Yaracuy, aportaron los detalles de la investigación
El homicidio del dirigente de Nuevo Camino Revolucionario (NCR) y ex diputado larense, Virgilio Nicolás Hernández Acosta, de 59 Anos, ocurrido en Urachiche, quedó resuelto policialmente.

Luego de 10 días de investigaciones, el CICPC, capturó a cuatro policías del estado Yaracuy, entre ellos al autor material, y busca a un civil, Jean Francisco López, quien que se encuentra fugitivo.

El comisario Carlos Rodríguez, jefe del CICPC-Lara, conjuntamente el comisario José Antonio Cáceres, jefe del CICPC-Yaracuy, identificaron al autor material del homicidio y cabecilla de la banda “Los Poli-Choros” como Luis Miguel Heredia, de 24 años, apodado El Chancho Negro Copiloto, quien es agente de la Policía del estado Yaracuy.

Los otros detenidos, también agentes policiales son: Eduardo Antonio Giménez Núñez, de 23 años; Jean Carlos Valles Mendoza, de 24 años y Daniel José Rodríguez Jiménez de 24 años.

Los señalados fueron capturados durante la madrugada de este jueves en distintos allanamientos practicados en Urachiche. Las comisiones incautaron una pistola Glock calibre 9 milímetros que será sometida a experticias para determinar si está solicitada.

Se retuvo además un Chevrolet Corsa, verde, placas KAH-21M, que pertenece al agente Valles Mendoza. Igualmente se incautaron los teléfonos que pertenecieron a la víctima.

Los comisarios aseguran que, por el modus operandi, siempre se sospechó que los autores podrían ser policías de Yaracuy, por eso la investigación, aunque la llevaba la delegación Yaracuy, se coordinó desde Barquisimeto para evitar fuga de información.

DETALLES DEL HECHO

De lo dicho ayer por los oficiales se desprende que, el lunes 12 de enero, los policías que estaban uniformados y el civil, estaban ingiriendo licor en una tasca ubicada en La Piedra (Peña), ubicada en la estación de servicio. Allí Virgilio Hernández se detuvo para surtir su Toyota Corolla plateado.

A los policías, se les ocurrió seguir al conductor y atracarlo. Logran el objetivo, lo despojan de una fuerte cantidad de dinero y al revisar sus pertenencias se dan cuenta que es un político influyente. Virgilio Hernández los intimida y éstos, lo llevan al descampado en el caserío Las Vegas, río El Tejar, de Urachiche, donde lo asesinan de varios disparos. Cometido el crimen dispararon tres veces contra la carrocería del carro donde estaba el tanque de la gasolina, creyendo que lo incendiarían y al no lograrlo escaparon.

En la investigación participaron funcionarios del CICPC Lara, Yaracuy y Caracas. Gracias al apoyo técnico, científico y tecnológico, los investigadores pudieron detectar que uno de los funcionarios usó recientemente uno de los teléfonos del dirigente político para comunicarse con otros de los policías implicados. Quedó completamente descartada la participación de alguna mujer en el crimen. En conclusión, el móvil del homicidio fue el robo.